¡Acércate a Dios!

Descubre cómo pasar la Eternidad con Dios

Descubre cómo recibir el perdón de Dios

En el fondo de toda persona, hay un lugar interno que fue creado para una sola cosa: relacionarse con Dios. No importa cuánto tratemos de ocultarlo o llenar ese vacío con otra cosa, nunca quedaremos satisfechos.

Nuestros corazones permanecerán inquietos hasta que encuentren su morada en Dios. Esa parte profunda y oculta está dentro de su ser, aunque usted no la haya percibido sino hasta ahora.

Pero desafortunadamente, hay un problema. Existe una barrera entre Dios y el hombre. Se llama pecado —una palabra que se refiere a todas las maneras en las que estamos alejados del diseño divino para la humanidad.

Cuando los primeros seres humanos se rebelaron contra Dios, el pecado pasó a ser parte de la condición humana. Desde entonces, ha sido transmitido como una enfermedad hereditaria, de ancestro a ancestro, hasta nuestra generación actual.

En la Biblia, Romanos 3.23 dice: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. Y en Romanos 6.23, aprendemos que “la paga del pecado es muerte”*

En otras palabras, todas las personas necesitan “resucitar de los muertos”, espiritualmente hablando. Pero no hay nada que podamos hacer nosotros mismos para eliminar esta barrera de muerte. Ninguna cantidad de buenas obras de nuestra parte puede cambiar nuestro destino eterno.

 

Anuncios