Busca y conoce a Jesús

Busca y conoce a Jesús

¡Dios le ama!

La Biblia dice, “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.”

El problema es que…

 

Todos nosotros hemos hecho, dicho o pensado cosas malas. Eso se llama pecado y nuestros pecados nos han separado de Dios.

La Biblia dice “Todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios” Dios es perfecto y santo, y nuestros pecados nos han separado de Dios para siempre. La Biblia dice que “la paga del pecado es muerte”

Las buenas nuevas es que hace 2000 años,

 

Dios envió a su hijo Jesucristo a morir por nuestros pecados.

Jesús es el Hijo de Dios. Vivió una vida sin pecados y murió en la cruz para pagar por nuestros pecados. “Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

Jesús resucitó de entre los muertos y ahora está en el cielo con Dios Padre. Jesús nos ofrece el regalo de la vida eterna, vivir con El en el cielo por la eternidad si lo aceptamos como Señor y Salvador.

Jesús dijo “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.”

Dios se nos acerca con amor y quiere que seamos sus hijos. “Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” Usted puede pedirle a Jesús que perdone sus pecados y que entre en su vida como Señor y Salvador.

 

Si quiere aceptar a Cristo solo tiene que pedirle que sea su Salvador y Señor orando una oración como esta:

“Señor Jesús, creo que eres el Hijo de Dios. Gracias por morir en la cruz por mis pecados. Perdona mis pecados y dame el regalo de la vida eternal. Te pido que entres en mi vida y mi corazón y que seas Señor y Salvador. Quiero servirte siempre.”


Jesús Me Ha Salvado

¿Cómo puede estar seguro de que usted es salvo?

Si usted ha tenido sentimientos de duda después de tomar la decisión de recibir a Cristo, no está solo. ¿Cómo puede estar seguro de que es salvo?¿Cómo pueden los cristianos tener la confianza de que permanecerán firmes en su relación con Jesús?

¿Qué debo hacer para ser salvo?

Primero, veamos lo que Dios dice que debe hacer para ser salvo. La Biblia dice que la salvación es sencilla. “Cree en el Señor Jesús, y serás salvo”(Hechos 16:31). La salvación comienza con el “arrepentimiento”, apartarse del pecado y depender solo de Jesús, en lugar de sí mismo u otra persona. Cuando la gente le preguntó a Jesús qué tipo de obras tenían que hacer para agradar a Dios, Él dijo: ” La única obra que Dios quiere que hagan es que crean en quien él ha enviado.” (Juan 6:29 )

En segundo lugar, ¿qué ha prometido Dios? “Y esta es la promesa que Él mismo nos hizo: la vida eterna.” (1 Juan 2:25). Le costó a Jesús Su propia sangre, entregando Su vida, para darle vida eterna. Pero fue un regalo para usted. (Efesios 2:8-9)

Qué dice la Biblia acerca de ser salvo:

  • Jesús es el Buen Pastor, que ha dado Su vida por sus ovejas (Juan 10:11). Nadie puede arrebatarlas de Su mano. (Juan 10: 28-29)
  • Los que vienen a Él nunca serán echados fuera. (Juan 6:37)
  • Puesto que Dios lo sabe todo, desde el principio de los tiempos, el haberle aceptado no podía ser un error. Él no retira sus dones. Él no retira su llamado. (Romanos 11:29)
  • Los hijos de Dios son sellados con el Espíritu Santo, el propio Espíritu de Dios, que vive dentro de usted. Dios le ve como Su propio hijo, y usted puede mirarlo como su Padre. (2 Corintios 1:22, Efesios 1:13, 4:30, Romanos 8:15)
  • Dios mismo le sostiene en Su gracia, no por sus buenas obras. “Por la fe que tienen, Dios los protege con su poder hasta que reciban esta salvación, la cual está lista para ser revelada en el día final, a fin de que todos la vean.” (1 Pedro 1: 5)
  • Dios es capaz de evitar que se aparte de la fe. Él le presentará limpio y sin mancha cuando se reúna con Él en una alegre celebración de Su gloria. (Judas 24)

Mientras busca a Jesús, Su poder y promesa le hace estar seguro de su salvación

Los sentimientos van y vienen. Nuestros errores a veces hacen que nos preguntemos si somos aún salvos. Jesús es fiel, incluso cuando nosotros no lo somos. Dios conoce nuestras luchas y gentilmente nos recuerda que debemos poner nuestra mirada en Jesús. Si usted está confiando únicamente en Jesús, Su vida sin pecado, Su muerte en la cruz por usted, Su resurrección y Sus fieles promesas, usted puede saber que tiene vida eterna (1 Juan 5:13).


 

Nueva Vida en el Espíritu Santo

Usted no es el único que se pregunta quién es el Espíritu Santo.

¿Se ha preguntado quién es el Espíritu Santo? Los seguidores de Juan el Bautista tuvieron que admitir, “Ni siquiera hemos oído que hay un Espíritu Santo.” (Hechos 19:2)

Así que vayamos a la Palabra de Dios para descubrir algunas cosas sobre el Espíritu Santo, y por qué es un tema tan importante.

¿QUIÉN es el Espíritu Santo?

“Él es el Espíritu de Dios y de Jesús mismo” (Romanos 8:9). Juan 16:13 dice: ” Él es el Espíritu Santo, que guía a toda la verdad … ”

¿QUÉ hace el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo nos consuela (Juan 14:16); ora por nosotros (Romanos 8:26 ) y nos guía a la verdad (Juan 16:13). Éstas son sólo algunas cosas que el Espíritu Santo hace por nosotros.

¿DÓNDE está el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo está en todas partes (Salmo 139:7-8), sin embargo, vive dentro de nosotros. “Tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo, que vive en ti y te fue dado por Dios” (1 Corintios 6:19 NVI).

¿POR QUÉ vino el Espíritu Santo?

Para traer gloria a Cristo y darnos la fortaleza para llevar el Evangelio por todas partes: “Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” (Hechos 1:8).

El Espíritu Santo en nuestra vida

Gálatas 5:16 dice: “Por eso digo, que el Espíritu Santo guíe sus vidas. Entonces no va a hacer lo que anhela su naturaleza pecaminosa.”

Otras religiones nos dicen que tenemos que vivir de cierta manera, pero sólo los que han recibido a Cristo tienen el poder para vivir cómo Dios quiere que vivamos. Ese poder proviene del Espíritu Santo que vive dentro de nosotros. ¿Cómo somos llenos del Espíritu Santo?

  1. Usted debe querer ser guiado por el Espíritu (Mateo 5: 6)
  2. Confiese sus pecados (1 Juan 1: 9)
  3. Entregue cada área de su vida a Dios (Romanos 12: 1-2)
  4. Por fe, pida ser lleno del Espíritu Santo, de acuerdo a Su mandamiento: “…sean llenos del Espíritu” (Efesios 5:18) y Su promesa: “cuando pedimos conforme a su voluntad, él nos oye…” (1 Juan 5:14)

Usted puede hablar con Dios y decir algo como lo siguiente:

“Querido Dios, te necesito. Te pido perdón por todas las cosas malas que he hecho. Quiero que me ayudes. Sé que mis pecados han sido perdonados porque enviaste a Jesús a morir en la cruz. Gracias por perdonarme. Quiero que Jesucristo tome el control de mi vida. Por favor, lléname con tu Espíritu Santo. Dame Tu sabiduría y poder para vivir una vida que te glorifique.”

Busca a Jesús…

… para que le llene con su Espíritu Santo y le de la fuerza para vivir una vida que le glorifique.

 


Reciba Dirección de la Biblia

A veces, la vida puede ser difícil. Pero Dios nos ha proporcionado ayuda. Nuestra ayuda está en la Biblia que nos instruye.

¿Alguna vez ha tratado de hacer algo difícil sin tener a alguien que le enseñe? Probablemente necesitaba un poco de ayuda.

A veces, la vida puede ser difícil. Pero Dios nos ha proporcionado ayuda. Nuestra ayuda está en la Biblia que nos instruye. Pero hace mucho más que eso . . .

Un perfil de Aquél que le ama

La Biblia es una carta de amor de nuestro Creador. Él le ama tanto que vino a sufrir y morir para que usted pueda vivir con Él para siempre.

Aunque la Biblia puede parecer muy compleja, Dios promete que su Espíritu nos guiará a toda la verdad.

No piense en la Biblia como un libro que únicamente gente especialmente instruída puede entender. La Biblia es para todos. Está llena de los pensamientos de Dios acerca de sí mismo, y acerca de nosotros: la gente que El ha amado desde antes de la creación del mundo (Efesios 1:4).

¿Qué se puede encontrar en la Biblia?

Usted puede encontrar verdadera ayuda para su vida hoy. Esperanza para seguir adelante. Verdad que le hace libre y le da sentido a la vida. Guía para relacionarse con otros. Pero sobre todo, le habla acerca de Jesús, que dijo, “Como está escrito acerca de mí en las Escrituras” (Salmo 40:7).

La Biblia es la historia de Dios. Jesús creó y sostiene todo con Su palabra poderosa (Hebreos 1:3). Sin embargo, se humilló a Sí mismo y tomó forma humana por nosotros ( Filipenses 2:8-9). Se enfrentó a toda tentación que enfrentamos nosotros, sin embargo, permaneció inocente y puro. Él entiende nuestro sufrimiento porque Él sufrió también. Él nos permite ser perdonados totalmente y hechos perfectos, porque Él murió en la cruz. Jesús mostró Su poder sobre la muerte cuando resucitó de entre los muertos. Jesús es el verdadero autor de la Biblia, así como Él es el autor y consumador de nuestra salvación eterna.

Busca a Jesús en su Palabra

La lectura de la Biblia no es sólo para leer las historias acerca de Jesús. Realmente es para buscar a Jesús. La palabra es viva y eficaz ( Hebreos 4:12). Está viva porque Jesús es la Palabra (Juan 1:1). Aunque Él murió por usted, Jesús está vivo hoy. Él conoce sus pensamientos y planes. A medida que pase tiempo con Él a través de Su Palabra, El le da esa esperanza segura y verdadera que es un ancla firme y confiable para su alma (Hebreos 6:19).


La Iglesia es Su Familia

La iglesia – su grupo local de creyentes – le animará y guiará a medida que crece espiritualmente.

Cuando usted se convirtió en un seguidor de Jesús, usted “nació de nuevo” (Juan 3:3). ¿Se imagina siendo un bebé recién nacido que al llegar a la casa, sus padres le dejan solo en el piso, sin nada de comida, leche, pañales limpios, o amor? ¡Eso sería terrible!

La Iglesia – No es un edificio, sino personas

Asi como una familia terrenal se asegura que sea alimentado y amado, la iglesia, su grupo local de creyentes – le animará y guiará a medida que crece espiritualmente.

Una de las cosas más importantes que su iglesia hace es recordarle a menudo, los puntos principales del evangelio:

  • Jesucristo murió para pagar el castigo por sus pecados y resucitó para mostrar Su poder sobre la muerte,
  • Todo el que ha recibido por la fe el regalo de Dios es perdonado de sus pecados y se convierte en un hijo de Dios.
  • Jesús vive en cada creyente hoy a través de su Espíritu Santo, dándole poder para vivir una vida que agrada a Dios.

La Iglesia es un Equipo

No solo USTED necesita de la Iglesia, ¡la Iglesia tambien necesita de USTED! Imagínese a un equipo de fútbol donde todos quisieran ser el portero. ¡Qué abzurdo tener once porteros! Dios ha diseñado a la iglesia con diferentes roles, es decir, el equipo no está completo sin usted, y usted está incompleto sin el equipo.

“Pero nuestro cuerpo tiene muchas partes, y Dios ha puesto cada parte justo donde tiene que estar. ¡Qué extraño sería un cuerpo si tuviera sólo una parte! Sí, hay muchos miembros, pero un solo cuerpo” (1 Corintios 12:18-20).

No deje que los Lobos lo Atrapen

Cuando una manada de lobos se va de cacería, tratan de separar a los animales jóvenes o débiles de la manada, donde son fácilmente capturados y comidos. Satanás busca personas para devorar, al igual que lo hacen los lobos (1 Pedro 5:8). Al pasar tiempo con otros creyentes, usted fortalecerá su fe. Entonces, podrá resistir al diablo, y él huirá de usted (Santiago 4:7).

Busca a Jesús

¿Se reune con otros creyentes regularmente? Si no lo hace, pídale a Dios que le ayude a encontrar un grupo de creyentes maduros para reunirse con ellos. Él sabe cuán desesperadamente necesita ser conectado con otros seguidores de Jesús y tener una familia espiritual. Y compartir este mensaje con alguien que necesita escucharlo.

 


 

Dios Escucha Sus Oraciones

Él quiere pasar tiempo con usted y conocerle.

Aprendimos anteriormente que Dios nos habla a través de la Biblia. Cuando ora, usted está hablando con Dios. Él lo conoce mejor y le ama más que cualquier persona. Él quiere pasar tiempo con usted y conocerle.

Dios es más que un amigo. Él es el Señor omnipotente, para Él no hay nada imposible y sabe la mejor forma de ayudarle. Para conocer cómo es Dios, solo busque a Jesús (Juan 1:18).

Cuando los discípulos de Jesús le pidieron que les enseñara a orar, Él les dio un ejemplo de oración, comunmente conocido como “El Padre Nuestro” (Mateo 6:9-13). No es una fórmula mágica que se debe repetir continuamente para ganar Su favor. Más bien, nos da algunas claves para dirigirnos a Él. Veamos algunas de ellas:

Empezamos con Alabar a Dios

Padre nuestro que estás en el cielo, que sea siempre santo tu nombre.

Debemos acercarnos a Dios con profundo respeto, al mismo tiempo sabiendo que Él es nuestro Padre amoroso. Estamos llamados a amar a Dios con todo lo nuestro ser. Nosotros Le alabamos y declaramos que Su nombre es santo. Oramos para qué más personas puedan ver esto.

Nos alineamos con Su voluntad

Que tu reino venga pronto. Que se cumpla tu voluntad en la tierra como se cumple en el cielo.

Dios tiene un gran plan para el mundo y para Su pueblo. Debemos descubrir dónde encajamos dentro de ese plan. Su plan para hoy, incluye algo para que nosotros hagamos. Mientras nuestras oraciones sean más acorde con Su propósito, más se deleita Dios en responderlas.

Pedimos por las cosas que necesitamos

Danos hoy el alimento que necesitamos, y perdónanos nuestros pecados, así como hemos perdonado a los que pecan contra nosotros.

Después que alabamos a Dios y aceptamos Su plan, hablamos de nuestras necesidades. “Alimento diario” significa comida, ropa y casa; y estamos consciente cada día de que Él es el que provee.

Cuando decimos “perdónanos nuestros pecados”, recordamos que en su gracia nos ha perdonado nuestros pecados, una deuda demasiado grande para que nosotras podamos pagarla. Jesús vivió una vida perfecta y derramó Su sangre en la cruz. El pagó esa deuda para siempre. Porque Él ahora vive en nosotros, podemos perdonar a otros y ser libres de la amargura y las relaciones rotas.

Pedimos por protección

No permitas que cedamos ante la tentación, sino rescátanos del maligno.

Aunque los que hemos aceptado a Jesucristo somos llamados hijos de Dios, tenemos la tendencia a pecar. Entonces le pedimos a Él, que a través de su Santo Espíritu, nos mantenga alejados de las situaciones que nos tienten. También, tenemos un enemigo, Satanás, cuya meta es “robar, matar y destruir” (Juan 10:10). Pedimos la protección de Dios quien nos puede ayudar sin importar lo que estemos pasando.

Busque a Jesús en oración

Mientras más tiempo pasamos con Dios en oración y en Su palabra, más le amaremos y conoceremos. Nuestros corazones palpitarán como el Suyo; seremos más como Jesús.


 

Ayude a Alguien a Encontrar a Dios

El evangelio debe ser compartido con todas las personas del mundo.

Imagínese que usted descubre una cura sencilla para todo tipo de cáncer. ¿Compartiría la noticia con otros? ¡Seguramente que sí!

Bueno, la humanidad entera está enferma de algo mucho peor que el cáncer. Se llama pecado y causa una muerte eterna. Pero Dios en Su misericordia, ha provisto la cura: Su Hijo Jesucristo.

Esta buena noticia necesita ser compartida con todas las personas del mundo. El último mandato de Jesús a Sus discípulos fue que compartieran el evangelio con todo el mundo y que los ayudaran a convertirse en Sus seguidores (Mateo 28:19).

Comparta su Historia

Usted puede comenzar compartiendo con un amigo lo que ha sucedido en su vida. El Evangelio de Juan relata cómo Jesús sanó a un hombre ciego. Los líderes hostiles de aquella época lo hostigaban preguntándole acerca de Jesús. El hombre que recuperó la vista simplemente dijo: “Lo único que sé es que yo era ciego y ahora veo” (Juan 9:25).

Comience compartiendo su propia historia. Dígale a otros cómo Jesús le ha cambiado y perdonado sus pecados. Su vida puede demostrarle a otros cómo Dios puede cambiar a las personas.

Comparta la Historia de Dios

Después de compartir su historia, explique el Problema (el pecado) y la Solución (Jesús), la cual está resumida en Romanos 6:23, “Pues la paga que deja el pecado es la muerte, pero el regalo que Dios da es la vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor.”

Dígale a su amigo que nadie es lo suficientemente bueno para llegar al Cielo, pero que a todos los que “lo recibieron (a Jesús), a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios”. Luego, simplemente invite a su amigo a pedirle a Jesús que lo salve y lo perdone.

Hágalo Todo en el Poder del Espíritu

Lea la primera parte de Hechos 1:8, “Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes…” Note que no tenemos que depender en nuestro propio poder, sino en Dios, a través del poder del Espíritu Santo, tal y como lo explicamos en la lección sobre el Espíritu Santo en esta serie.

Jesús también enseñó esto cuando envió a los discípulos, diciendo, “…el Espíritu Santo les enseñará en ese momento lo que hay que decir” (Lucas 12:11-12).

Ayude a Otros a Buscar a Jesús

En el poder del Espíritu Santo, comparta su historia, comparta la historia de Dios y déjele los resultados a Dios. No todo el mundo va a decidir seguir a Cristo. Nuestro trabajo es compartir las Buenas Nuevas y Dios se ocupará del resto.


 

Los Próximos Pasos

Esta guía de 30 días, escrita por John Beckett, le ayudará a crecer en su relación con Dios: Click aquí

Siga los videos: Click  aquí

Guía Para el Nuevo Creyente

Esta guía está diseñada para enseñarle cómo crecer en la Nueva Vida que Cristo le ha dado: Click aquí

Jesús, Su Vida

Jesús es el Salvador del mundo. Descubra hoy, quién es Jesús, estudiando esta serie: Click aquí

 

¿Está listo para empezar una nueva vida con Dios?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s