Carolina-Holguin-3321

Cinco armas contra el enemigo

Dios ha dado muchas armas contra el enemigo, he aquí las cinco principales:

1. Una poderosa arma contra el enemigo es la Palabra de Dios.

Jesús mismo usó esta arma contra el diablo cuando el Espíritu Santo lo guió al desierto y Satanás fue a tentarlo (Mateo 4:1). Uno pensaría que si era el Hijo de Dios no tenía por qué haber entrado al desierto, y mucho menos para que lo tentara el diablo. Sin embargo, “el tentador se le acercó” (versículo 3) de la misma manera que viene a todos nosotros, y Jesús usó la Palabra de Dios para desmentirlo.
Le dijo: “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (versículo 4).
Cuando el diablo trate de influir en tu vida de alguna manera, cítale la Biblia como lo hizo Jesús. En el momento que sientas que te persuaden las malas influencias, corre a la Palabra de Dios y comienza a citarla. Di: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13). El diablo aborrece eso y te dejará tranquilo.

2. Una poderosa arma contra el enemigo es la alabanza.

El diablo también aborrece que adoremos a Dios.No puede tolerar que la agente adore a otro que no sea él. Lo detesta tanto que no puede siquiera estar cerca. Cuando alabamos y adoramos al Señor, la presencia de Dios mora de forma poderosa en medio nuestro y el diablo tiene que huir.

3. Una gran arma contra el enemigo es la obediencia.

Si vivimos en pecado o andamos en desobediencia estamos dejando abierta la puerta en nuestras vidas para el que el diablo tenga entrada y a la larga una posición establecida. Cosas malas ocurren cuando nuestro pecado continuo le extienden una invitación al enemigo a erigir una fortaleza en nuestra vida. Satanás no tiene jurisdicción sobre ti, pero la desobediencia a las leyes de Dios le tienen una alfombra para que entre. Tu puedes cerrarle la puerta en la cara mediante la confesión de tus errores y arrepintiéndote de ellos ante el Señor.

4. Una poderosa arma contra el enemigo es la fe.

Ten en mente que el enemigo siempre está plantando minas delante de ti.

No tienes idea dónde están porque no son visibles a la vista humana. Se eluden caminando cerca de Dios y permitiéndole que guíe nuestros pasos. Dios dice sobre el enemigo: “Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos» (1 Pedro 5:9) Eso significa que ponemos nuestra fe en Dios y nos negamos a hacer lo que quiere el enemigo. Andar bajo la influencia de Dios mediante la fe en la Palabra de Dios es una manera poderosa de eludir las trampas del enemigo.

5. Una poderosa arma contra el enemigo es la oración.

El enemigo detesta que hablemos con Dios. Sabe que Dios escucha nuestras oraciones y las responde. El enemigo tratará de lograr que dudemos que Dios nos escucha, a fin de debilitarnos. Sin embargo, no te dejes engañar por esa mentira. Di: “Señor, ayúdame a resistir al enemigo y las influencias del mal que trae a mi vida”, y luego consuélate al saber que esta sencilla oración tiene poder suficiente para destruir al enemigo.

 

Fragmento del libro: “El poder del joven que ora” de  Stormie Omartian.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s