cross-500754_1280

¿Tengo que ir a la Iglesia? ¿Qué es una Iglesia? ¿Por qué ir a la Iglesia?

¿Tiene que Ir a la Iglesia?
Veamos el verdadero significado de la iglesia.

“No dejemos de reunirnos, como hacen algunos. Al contrario, animémonos cada vez más a seguir confiando en Dios, y más aún cuando ya vemos que se acerca el día en que el Señor juzgará a todo el mundo.” Hebreos 10:25

La Iglesia: El Cuerpo de Cristo
Cuando Dios habla acerca de la iglesia, no se refiere a un edificio. La iglesia es todas las personas en el mundo que han puesto su fe en Jesús. A veces se le llama el Cuerpo de Cristo.

cross-500754_1280

Se les instruye a los creyentes a reunirse con regularidad. (Hebreos 10:25) Muchos cristianos van a templos (iglesias locales), pero si no hay una iglesia local cerca de usted, no se preocupe. Usted puede reunirse en una iglesia hogareña (iglesia en una casa), un lugar secreto (en países donde los creyentes son perseguidos) o en un lugar público; donde pueda estar en comunión con otros creyentes. Lo más importante es que usted se reúna con otros creyentes para que pueda aprender, estar en comunidad, y trabajar juntos para enseñar a otros acerca de Dios.

La Estrategia del Enemigo: Dividir y Conquistar
No es fácil vencer a un grupo de personas porque son fuertes debido a la cantidad personas en este grupo. Pero si dividimos al mismo, entonces fácilmente serán conquistados. La Biblia incluso habla de los beneficios de siempre estar con otra persona en vez de estar solo. “La verdad, «más valen dos que uno», porque sacan más provecho de lo que hacen. Además, si uno de ellos se tropieza, el otro puede levantarlo. Pero ¡pobre del que cae y no tiene quien lo ayude a levantarse!” (Eclesiastés 4:9-10)

Los cristianos tenemos un enemigo que quiere dividirnos. “Estén siempre atentos y listos para lo que venga, pues su enemigo, el diablo, anda buscando a quien destruir. ¡Hasta parece un león hambriento!” (1 Pedro 5:8). Satanás trata de separarle de otros creyentes porque él conoce que usted es débil cuando se encuentra solo. Cuando estamos en un grupo, nos apoyamos los unos a otros, nos rendimos cuentas los unos a otros y oramos unos por otros. Satanás no nos podrá llevar al desierto de la incredulidad, la duda o desesperación.

Unidos en Amor: La Oración de Jesús
Jesús oró para que estemos en unidad. (Juan 17:9-11). Él nos dijo “ámense unos a otros”(Juan 13:34) y “Animarse los unos a los otros”. (1 Tesalonicenses 5:11) Usted será capaz de hacer todo eso y más cuando está en comunión con otros creyentes. Si no ha puesto su fe en Jesús aún, sea parte del cuerpo de Cristo hoy. ¡Usted también, podrá empezar a reunirse con otros creyentes en una iglesia local!

Ore para que Dios le dirija hacia una iglesia local donde usted pueda pertenecer y pueda animar a otros creyentes.

christians-432075_1280

¿Está su Iglesia Haciendo Discípulos?
¿Cómo hace su iglesia para compartir el amor de Dios con el mundo?

“Todo el que tenga oídos para oír debe escuchar al Espíritu y entender lo que él dice a las iglesias. A todos los que salgan vencedores, les daré del fruto del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios.” Apocalipsis 2:7

En muchas partes del mundo, el nombre de Jesús es desconocido o repudiado, haciendo peligroso compartir su fe en Cristo. Sin embargo, Dios llama a los cristianos a que “Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos.” (Marcos 16:15)

Misioneros Permanentes
En obediencia a este mandato, mi iglesia ha formado un equipo que está listo a seguir el ejemplo de los primeros discípulos de Jesús. Renunciando a sus empleos y dejando a sus parientes atrás, ellos están dispuestos a reiniciar sus vidas en lugares donde muchas personas no conocen sobre el poder salvador del Señor que “en verdad nos ha liberado” (Gálatas 5:1). El lugar en donde van a vivir es peligroso hablar sobre el cristianismo. Así que, estos misioneros al reiniciar sus vidas en estos lugares, también desarrollarán relaciones interpersonales con sus nuevos vecinos y compañeros de trabajo, esforzándose por vivir de forma tal que la gente se pregunte qué es lo que los hace diferentes y deseen conocer al Señor. Apoyándose unos a otros, y con el apoyo de otros cristianos “encubiertos” en el área, ellos vivirán para compartir el amor de Dios con otros.

Alcanzando a Otros a Través de la Ayuda Social
Mi iglesia también comparte la Palabra de Dios ayudando durante desastres naturales. Nosotros enviamos equipos a las áreas afectadas, donde sirven en el nombre de Jesús – limpiando y reconstruyendo estructuras, y ayudando a los que tienen necesidades médicas.

El apóstol Pablo instruyó a los cristianos a “usar esa libertad para servirse unos a otros por amor.” (Gálatas 5:13). Esto sigue el ejemplo de Jesús: “pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros…” (Marcos 10:45). Las personas de mi iglesia pueden decirles a las personas que están ayudando que lo están haciendo por amor al Señor.

Evangelismo en Línea
Algunos cristianos no tienen la capacidad ni la oportunidad de salir de sus hogares para ministrar. Por lo tanto, muchas personas en mi iglesia usan el internet para compartir la Palabra de Dios. Usando el correo electrónico, las redes sociales y sitios como estos, el cristiano común puede tocar con el amor de Dios las vidas de personas alrededor del mundo, compartiendo herramientas de discipulado, orando y teniendo comunión a distancia. Esta clase de ministerio ayuda a cumplir la promesa de la Biblia de que algún día “ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios Padre.” (Filipenses 2:10-11)

Las iglesias alrededor del mundo usan estos métodos para compartir el evangelio donde más se necesita. ¿Cómo hace su iglesia para compartir el amor de Dios con el mundo?

old-people-753591_1280

¿Está su iglesia haciendo discípulos? Apocalipsis 2:7

El llamado de Jesús a Sus seguidores de hacer discípulos a todas las naciones (Mateo 28:19-20) no es sólo para individuos sino para toda la iglesia.

Una iglesia que hace discípulos busca alcanzar a su comunidad y a menudo también a comunidades distantes, para hacer discípulos.

¿Cómo saber si su iglesia está haciendo discípulos?
Si cada miembro de su iglesia está viviendo como un discípulo de Jesús, entonces la iglesia será verdaderamente una iglesia misionera y el pastor podrá decir: “Todos los miembros de esta iglesia salen a la comunidad diariamente y piden a Dios que bendiga a cada persona y a cada lugar. Ellos se interesan por los necesitados, se convierten en sus amigos y comparten el evangelio con las personas que no conocen a Jesús como su Salvador personal.” Una iglesia que está haciendo discípulos anima a sus miembros a formar parte de pequeños grupos que comparten testimonios y se alientan los unos a otros. Ellos se “afilan” mutuamente en evangelismo y discipulado, y son energizados y motivados a continuar con su evangelismo.

Si la descripción anterior no describe a su iglesia, pero le gustaría que lo hiciera, haga una cita con su pastor. Dígale que existen formas simples de movilizar a la iglesia para tener una visión misionera, buscando alcanzar a la comunidad y el resto del mundo.

Ore para que su iglesia entienda y obedezca la voluntad de Dios

church-166541_1280

¿Por qué creó Dios a la Iglesia para ser como una familia?
Desde el principio, Jesús hizo a sus seguidores tan especiales como Su propia madre y hermanos. “Señalando a sus discípulos, [Jesús] dijo:” Y extendiendo la mano hacia sus discípulos, dijo: Mi madre y mis hermanos están aquí. Porque todos los que hacen la voluntad de mi Padre que está en los cielos son mis hermanos, mis hermanas, y mi madre.”(Mateo 12:49-50). Es por eso que nos podemos llamar unos a otros “hermanos” y “hermanas” en Cristo.
“Tengámonos en cuenta unos a otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como es la costumbre de algunos, sino animémonos unos a otros; y con más razón ahora que vemos que aquel día se acerca. “Hebreos 10:24-25

¿Qué es una Familia?
Piense acerca de todas las ventajas de una familia. Una familia provee un lugar acogedor y seguro que puede llamar hogar. Le da sentido de seguridad e identidad, y le enseña la diferencia entre el bien y el mal. Su familia le alimenta y le viste. Es en una familia que usted aprende a amar a sus hermanos y respetar a sus padres. Es en una familia que descubre quién es usted y cómo puede aportar al mundo.
“Yo me alegro con los que me dicen: Vamos a la casa del Señor.” Salmo 122:1

Nos Necesitamos Unos a Otros
Dios quiere que usted tenga una familia espiritual en una iglesia local. No se puede esperar de un bebé pequeño que se alimente por sí mismo, se cambie el pañal, y aprenda todas las cosas que necesita saber cómo un adulto. Así mismo, Dios sabe que necesita la guía de un pastor, el cuidado de otros cristianos, y la seguridad y el apoyo de una buena iglesia para ayudarle a crecer como cristiano. Escuche lo que la Biblia dice al respecto: “Dos son mejor que uno, porque sacan más provecho de sus afanes. Si uno de ellos se tropieza, el otro lo levanta. ¡Pero ay de aquel que tropieza y no hay quien lo levante! Si dos se acuestan juntos, mutuamente se calientan; pero uno solo no puede calentarse. Uno solo puede ser vencido, pero dos presentan resistencia. El cordón de tres hilos no se rompe fácilmente. “(Eclesiastés 4:9 -12). Tome un momento y pídale a Dios que lo guíe a la iglesia correcta, si usted todavía no tiene una. Y si la tiene, pídale a Dios que le hable acerca de la familia de la iglesia que tiene y cómo puede contribuir a ella.
“y todos los que habían creído se mantenían unidos y lo compartían todo;”. Hechos 2:44


man-417583_1280

Entonces, ¿cómo funciona la Iglesia?
Jesús dijo, “y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no podrán vencerla.” (Mateo 16:18). Pero, ¿cómo construye Jesús Su iglesia? Efesios 4:16 nos da la respuesta: “todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento” ¿Usted sabía que ha sido diseñado para desempeñar un papel importante en la familia de Dios?
Las cuales se mantenían fieles a las enseñanzas de los apóstoles y en el mutuo compañerismo, en el partimiento del pan y en las oraciones.” Hechos 2:42

¡No se lo Pierda!
Imagínese por un momento a un niño que no quería nada que ver con su familia. Nunca salió a cenar con la familia, y corría a su habitación cuando llegaba de la escuela a su casa. Nunca hizo los quehaceres de la casa, se negó a limpiar su cuarto, y empujaba a su hermano cada vez que lo veía. Este muchacho tenía el talento para convertirse en un gran futbolista, pero él nunca dejó que su padre le enseñara a jugar futbol. ¡Piense en todo lo que ese niño se perdería! Sin mencionar cómo la familia sufriría también.
“Todos los días se reunían en el templo, y partían el pan en las casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón, “. Hechos 2:46

Así Como una Familia, la Iglesia es Una Relación de Dar y Recibir
Así como la gente necesita del oxígeno que los árboles emiten y los árboles necesitan el bióxido de carbono que las personas exhalan. Así mismo, usted necesita a la Iglesia y la Iglesia también lo necesita a usted. Mire a los beneficios mutuos de estar en una iglesia:

Usted es Protegido
Así como una casa mantiene a las personas protegidas de cualquier daño, así también la casa de Dios mantiene a los cristianos a salvo de las falsas enseñanzas. Dios le dio esta instrucción a los pastores: “Yo les ruego que piensen en ustedes mismos, y que velen por el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha puesto como obispos, para que cuiden de la iglesia del Señor, que el ganó por su propia sangre.” (Hechos 20:28).

Se le Enseña Cómo Seguir a Jesús
1 Pedro 2:2-3 dice, “Busquen, como los niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por medio de ella crezcan y sean salvos, si es que han probado ya la bondad del Señor. ” Los recién nacidos no pueden alimentarse por sí mismos, ellos necesitan que alguien les ayude. Los pastores y maestros le ayudarán a crecer como cristiano, ya que le darán el alimento espiritual de la Biblia y le ayudarán conocer mejor a Dios.

Usted Aprende Cómo Amar a Su Familia
Jesús dijo: “Un mandamiento nuevo les doy: Que se amen unos a otros. Así como yo los he amado, ámense también ustedes unos a otros. En esto conocerán todos que ustedes son mis discípulos, si se aman unos a otros.” (Juan 13:34-35). Ser parte de la familia de la iglesia le ayuda a aprender a cómo amar a los demás y sus diferencias, y a demostrar el amor de Jesús al mundo.

Usted Descubre y Usa sus Dones
¿Alguna vez alguien que le dijo que era bueno para algo y no lo sabía? Dios le ha dado dones espirituales, y la familia de la iglesia puede ayudarle a descubrirlos y aprender a usarlos. La Biblia dice: “Lo mismo pasa con ustedes. Puesto que anhelan tener los dones espirituales, procuren abundar en ellos para la edificación de la iglesia.” (1 Corintios 14:12). A medida que use sus dones, la iglesia se fortalece y crece.

Usted Necesita a la Iglesia y la Iglesia lo Necesita a Usted
¿Cuáles son los dones que Dios le ha dado para edificar su Iglesia? Tal vez usted no los ha descubierto todavía. Al unirse a una familia espiritual, usted crece como cristiano y ayuda a todo el cuerpo de Cristo a crecer también.

“Por lo tanto, anímense y edifíquense unos a otros, como en efecto ya lo hacen.” 1 Tesalonicenses 5:11

church-402944_1280

¿Qué hace una buena iglesia?
Hemos hablado mucho acerca de cómo la iglesia es como una familia… entonces, ¿cómo encontrar la iglesia correcta? No todas las iglesias son perfectas, de hecho, ninguna iglesia es perfecta, al igual que ninguna familia es perfecta. Usted puede encontrarse en una región del mundo donde no hay iglesias locales organizadas. Si ese es el caso, ore para que Dios le guíe con otros cristianos con los que usted pueda tener compañerismo. Si hay iglesias cerca de donde usted vive, usted debe orar y pedirle a Dios por Su sabiduría para que le ayude a encontrar la iglesia a la cual Él quiere que vaya. Aquí hay algunas preguntas que pueden ayudar a guiarlo en su búsqueda de una iglesia que sea buena para usted.

Jesús es el Único Camino
¿La iglesia cree que la fe en Jesús es la única manera de salvarse de sus pecados y de tener una relación con Dios? “Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe. Ésta no nació de ustedes, sino que es un don de Dios; ni es resultado de las obras, para que nadie se vanaglorie.” (Efesios 2:8-9). Algunas iglesias enseñan cosas “adicionales” que tiene que hacer para ser salvo; que la fe en Jesús únicamente no es suficiente. Esto es una señal de peligro.

La Biblia es 100% Veraz
¿La iglesia cree que la Biblia es 100% veraz y trata de seguir sus estatutos diariamente? Jesús respondió: “Más bien, dichosos los que escuchan la palabra de Dios, y la obedecen.” (Lucas 11:28). Algunas iglesias sólo creen en ciertas partes de la Biblia o han añadido libros adicionales a la misma. Esto no es bueno. Usted quiere una iglesia que respeta la Biblia como la Palabra de Dios y como guía para la vida.

Háblele al Mundo Acerca de Jesús
¿La iglesia trata de hablarle al mundo que le rodea acerca de Jesús y ser un modelo del reino de Dios en la tierra? “Jesús se acercó y les dijo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos en todas las naciones, y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Enséñenles a cumplir todas las cosas que les he mandado. (Mateo 28:18-20). Es muy fácil enfocarse internamente en la iglesia y perder la misión de hablarles a otros acerca de la salvación de Jesús. Pero ese es el propósito de cada iglesia: hablarle a otros acerca de Jesús. Por lo tanto, encuentre una iglesia que esté activamente obedeciendo el mandato de Jesús de predicar el evangelio y amar a los demás.

“Así como la iglesia honra a Cristo, así también las casadas deben honrar a sus esposos en todo. ” Efesios 5:24

“Hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo les ordenamos que se aparten de todo hermano que viva desordenadamente y no siga las enseñanzas que ustedes recibieron de nosotros. “. 2 Tesalonicenses 3:6

Lo que Realmente Importa
Si usted puede encontrar una iglesia con estas cosas, ¡alabado sea Dios! Cada iglesia tendrá una “personalidad” diferente, al igual que la tienen las familias. Tal vez se cantan canciones diferentes a las que está acostumbrado o tienen diferentes maneras de alcanzar a su comunidad. Pero lo que realmente importa son las creencias principales acerca de Jesús y su compromiso de seguirlo. ¿Tiene usted una iglesia que va de acuerdo con estas cualidades? Si es así, dele gracias a Dios y pregúntele cómo puede servir allí. Pero si no, tome un momento para pedirle a Dios que le lleve a una. Él ha prometido ser nuestro proveedor, así que usted puede confiar en Él para responder su petición.

“De manera que, cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los demás, será considerado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los practique y los enseñe, será considerado grande en el reino de los cielos. ” Mateo 5:19
¿Qué debe hacer cuando va a la Iglesia?
Si usted ya conoce a alguien en la iglesia, ellos pueden conectarlo con actividades que sean buenas para usted. Si es posible, es bueno ir a los servicioss de la iglesia cada domingo. Muchas iglesias tienen estudios bíblicos o grupos pequeños que se reúnen para estudiar la Palabra de Dios. Si ese es el caso, estos pueden ser una gran ayuda para usted. También puede comenzar a ayudar y servir a otros, aún si usted es un cristiano nuevo, quizás haya maneras de ministrar a otros en su iglesia.

La Iglesia es el Cuerpo de Cristo
La Iglesia es el cuerpo de Jesús en la tierra. La Biblia dice: “Dios sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio a la iglesia, como cabeza de todo, pues la iglesia es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena a plenitud.” (Efesios 1:22-23). Eso es lo que dice la Biblia, pero ¿qué significa esto? Piense en su propio cuerpo. Su cabeza le dice al resto de su cuerpo qué hacer. Si usted quiere que su brazo recoja algo, lo hace. Si desea pisar algo, su pie obedece la orden. Lo mismo ocurre con la Iglesia. Nosotros representamos quién es Jesús y lo que Él quiere hacer en el mundo. Eso significa que, cuando la gente pregunta, “¿Quién es Jesús?”, ellos pueden ir a la Iglesia y encontrar sus respuestas.
“Y cada día el Señor añadía a la iglesia a los que habían de ser salvos. ” Hechos 2:47
“Cuando terminaron de orar, el lugar donde estaban congregados se sacudió, y todos fueron llenos del Espíritu Santo y proclamaban la palabra de Dios sin ningún temor.” Hechos 4:31

La Iglesia le Necesita
Esta es una responsabilidad maravillosa. Siendo el cuerpo de Jesús significa que actuamos como Jesús actúa y compartimos con otros acerca de Él. La Biblia hace esta pregunta: “¿cómo invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán si no hay quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no son enviados?” (Romanos 10:14-15). Este es el objetivo principal de la Iglesia – compartir con otros acerca de Jesús diciéndoles que ellos también pueden ser salvos y ser añadidos a la familia de Dios. Usted tiene un papel importante que desempeñar. Tal vez Dios le dio el don de cantar para que pueda cantar de Cristo a otros. O tal vez lo creó para ser maestro y enseñarle a personas acerca de Jesús. Cualquiera que sea el papel que Dios preparó para usted, es muy importante, y Su cuerpo no puede funcionar en la mejor forma sin usted.
“Y los apóstoles daban un testimonio poderoso de la resurrección del Señor Jesús, y la gracia de Dios sobreabundaba en todos ellos. ” Hechos 4:33

La iglesia – su grupo local de creyentes – le animará y guiará a medida que crece espiritualmente.
Cuando usted se convirtió en un seguidor de Jesús, usted “nació de nuevo” (Juan 3:3). ¿Se imagina siendo un bebé recién nacido que al llegar a la casa, sus padres le dejan solo en el piso, sin nada de comida, leche, pañales limpios, o amor? ¡Eso sería terrible!
La Iglesia – No es un edificio, sino personas
Asi como una familia terrenal se asegura que sea alimentado y amado, la iglesia, su grupo local de creyentes – le animará y guiará a medida que crece espiritualmente.
Una de las cosas más importantes que su iglesia hace es recordarle a menudo, los puntos principales del evangelio:
• Jesucristo murió para pagar el castigo por sus pecados y resucitó para mostrar Su poder sobre la muerte,
• Todo el que ha recibido por la fe el regalo de Dios es perdonado de sus pecados y se convierte en un hijo de Dios.
• Jesús vive en cada creyente hoy a través de su Espíritu Santo, dándole poder para vivir una vida que agrada a Dios.

La Iglesia es un Equipo
No solo USTED necesita de la Iglesia, ¡la Iglesia tambien necesita de USTED! Imagínese a un equipo de fútbol donde todos quisieran ser el portero. ¡Qué abzurdo tener once porteros! Dios ha diseñado a la iglesia con diferentes roles, es decir, el equipo no está completo sin usted, y usted está incompleto sin el equipo.
“Pero nuestro cuerpo tiene muchas partes, y Dios ha puesto cada parte justo donde tiene que estar. ¡Qué extraño sería un cuerpo si tuviera sólo una parte! Sí, hay muchos miembros, pero un solo cuerpo” (1 Corintios 12:18-20).

No deje que los Lobos lo Atrapen
Cuando una manada de lobos se va de cacería, tratan de separar a los animales jóvenes o débiles de la manada, donde son fácilmente capturados y comidos. Satanás busca personas para devorar, al igual que lo hacen los lobos (1 Pedro 5:8). Al pasar tiempo con otros creyentes, usted fortalecerá su fe. Entonces, podrá resistir al diablo, y él huirá de usted (Santiago 4:7).

Busca a Jesús
¿Se reúne con otros creyentes regularmente? Si no lo hace, pídale a Dios que le ayude a encontrar un grupo de creyentes maduros para reunirse con ellos. Él sabe cuán desesperadamente necesita ser conectado con otros seguidores de Jesús y tener una familia espiritual. Y compartir este mensaje con alguien que necesita escucharlo.

church-627934_1280

Viviendo Como Parte del Cuerpo de Cristo

Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros…” Hebreos 10:25

En estos días, usted puede “asistir” a la iglesia a través del internet. Usted puede cantar alabanzas, escuchar predicaciones grandiosas, e inclusive dar dinero. Pero usted está perdiendo la oportunidad de hacer una diferencia en la vida de otros creyentes. Es por eso que Hebreos 10:25 dice: “no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros…” Usted y sus discípulos necesitan asistir físicamente a una iglesia o comunidad de creyentes.
El Nuevo Testamento está lleno de instrucciones sobre cómo relacionarnos unos a otros. De hecho, hay cincuenta y seis pasajes bíblicos que incluyen la frase “unos a otros”. Veamos unos cuantos:
• Ámense unos a otros – En el Nuevo Testamento, en quince ocasiones diferentes se nos da el mandamiento de amarnos unos a los otros (Juan 13:34-35; Romanos 13:8; 1 Tesalonicenses 4:9). Cuando le preguntaron a Jesús cuál era el más grande mandamiento, Él nos dijo que eran dos: Amar a Dios con todo nuestro corazón y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Mateo 22:37-40). Él señaló que toda la ley y las exigencias de los profetas se basan en estos dos mandamientos.
• Sirviéndonos unos a otros – Gálatas 5:13 nos dice “sírvanse unos a otros por amor.” Jesús fue nuestro ejemplo cuando dijo en Mateo 20:28: “Pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos”. El mundo está lleno de personas que sólo se preocupan por sí mismas. Cuando ponemos a los demás primero y nos servimos unos a los otros con intenciones puras, el mundo lo notará y Dios es glorificado.
• Vivan en armonía unos con otros (Romanos 12:16) – En la música, la armonía no significa hacer lo mismo que todos los demás, sino cantar o tocar un instrumento algo diferente pero que combinado con los demás, aumenta la belleza y el poder de la canción. Por otro lado, una sola persona cantando fuera de tono o tocando un instrumento en la nota equivocada, puede hacer que todo el grupo suene terrible.
De la misma manera, cuando estamos en conflicto con nuestros hermanos y hermanas en el Cuerpo de Cristo, o peor aún, cuando propagamos ese conflicto a otros, todo el cuerpo se “desafina”. Deja de funcionar como debiera. Pídale al Señor que a través de su Espíritu Santo, le use para promover la unidad dentro del Cuerpo de Cristo y no el conflicto.
*Para ver una lista de todos los mandamientos sobre “unos a los otros”, vaya a: http://goo.gl/d4ruyU

Ore dándole gracias a Dios porque Él nos creó para vivir en comunidad con otros

church-415174_1280

El Cuerpo de Cristo

Aunque cada miembro del cuerpo de Cristo desempeña un papel distinto, cada uno es importante y representa una parte fundamental del cuerpo entero.

“El cuerpo humano tiene muchas partes, pero las muchas partes forman un cuerpo entero. Lo mismo sucede con el cuerpo de Cristo.” 1 Corintios 12:12
En la palabra de Dios, el apóstol Pablo no describe a la iglesia como una Organización sino como un Organismo: “El Cuerpo de Cristo”. En este pasaje, él continúa explicando lo que esto significa en términos prácticos:
“Si el pie dijera: «Como no soy mano, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser parte del cuerpo. Y si la oreja dijera: «Como no soy ojo, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser parte del cuerpo.” (1 Corintios 12:15-16)
Aunque cada miembro del cuerpo de Cristo desempeña un papel distinto, cada uno es importante y representa una parte fundamental del cuerpo entero.
“El ojo no puede decirle a la mano: «No te necesito.» Ni puede la cabeza decirles a los pies: «No los necesito.»” (1 Corintios 12:21)
Ninguno de nosotros debemos considerar a otros (o a nosotros mismos) menos importantes que otros. Ser diferente no significa mejor o peor. La única parte que ES suprema es la cabeza, que es Cristo mismo.
“Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento; y si uno de ellos recibe honor, los demás se alegran con él.” (1 Corintios 12:26)
Si alguien le pisa el dedo del pie, usted no dice: “El dedo duele.” Usted dice “Me duele mi dedo.” De la misma forma, cuando su hermano o hermana en Cristo está sufriendo de dolor físico o emocional, usted no debe decir: “Ese no es mi problema.”, sino que debe ir a esa persona y ver cómo le puede ayudar. Y si usted no puede cambiar la situación, puede que sea suficiente con “llorar con los que lloran” (Romanos 12:15).
Existen dos formas distintas, pero igualmente importantes, de definir la palabra iglesia. Una, abarca a cada creyente en el mundo, y es comúnmente llamada “La Iglesia”. Cuando usted se convierte en un seguidor de Cristo, usted se convierte en parte de la “La Iglesia.” Pero, por otro lado, cada creyente está llamado a ser parte de la iglesia local. Es en este contexto en donde todas estas relaciones toman lugar y es en donde se lleva a cabo el ministerio personal.

“… quiero que sepas cómo debes comportarte en la casa de Dios, es decir, en la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad.” 1 Timoteo 3:15

Debido a que ser parte de una iglesia es tan importante en la vida del cristiano y de la comunidad que lo rodea, ¿por qué no ayuda a un nuevo cristiano que usted esté discipulando a que se ubique en una iglesia local que se adecue a sus necesidades?
Usted puede invitarles a su iglesia o a una que quede cerca del lugar donde viven. Asegúrese que la iglesia que usted sugiera es una iglesia de sana doctrina, que se preocupa por los nuevos creyentes y que enseña la Biblia. Anime a que esta persona vaya a la iglesia para que pueda alabar a Dios juntamente con otros creyentes, crecer espiritualmente, ser alentado y donde los creyentes se sirven mutuamente reflejando el amor de Cristo en la comunidad local.
La iglesia tiene que ser un lugar en donde se ore (donde usted ore por otros y que otros oren por usted) y donde se lleve a cabo su ministerio personal construyendo así el Reino de Dios. Dios puede usar el cuerpo de Cristo para influir en toda la comunidad, barrio, o villa. Dios puede traer libertad a los oprimidos y pueden cambiar las cosas de tal forma que la vida de las personas sean llenas del Espíritu Santo.
Tal vez en su área no encuentre una iglesia a dónde ir. Si puede, reúna a un grupo de cristianos que usted conozca. Aún si es un grupo pequeño, Dios usará a este grupo que oran y adoran juntos para impactar y empezar el cambio en su comunidad.

Ore agradeciendo a Dios por proveer la Iglesia como el Cuerpo de Cristo en la Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s