¿Qué hago cuando fallo?

¿Qué hago cuando fallo?

Note, ¿esta pregunta tiene una suposición? ¿Qué es una suposición?

La suposición: Que Todos fallamos.

Bueno, todos cometemos errores, todos fallamos… y de hecho probablemente ha habido momentos cuando nos sentimos como Charlie Brown quien dijo, “Algunas veces me acuesto sobre mi cama por las noches, y me pregunto, “¿En qué me he equivocado?” Luego una voz dice, “Esto va tomar más tiempo que una noche.”

El apóstol Pablo dijo: No entiendo lo que hago. Porque lo que deseo hacer no hago, pero lo que detesto hacer esto hago. Romanos 7:15 (NVI)

No hay nadie en la tierra que haga todo el tiempo lo que es correcto y nunca cometa un error. Eclesiastés 7:20 (TEV)

Cuando cometemos esos errores, Dios no desea que nos demos por vencido y dejar de intentar vivir como Cristo.

Dios ayuda a los que están decepcionados de su suerte, da un nuevo inicio a los que están a punto de abandonarlo todo. Salmos 145:14 (El Mensaje)
1. Admitir que he fallado.

Sol-y-felicidad (1)
Todos cometemos errores en muchas maneras. Santiago 3:2 (NVI)

¿Cuántos de ustedes están de acuerdo en que todos cometemos errores, fallamos, en diferentes maneras?… adelante levanten sus manos. ¿Cuántos de nosotros estamos viviendo en prueba? Hagamos una evaluación de la realidad aquí misma. Vuélvase a la persona a su lado y dígale, “He fallado.” Eso debió haber sido algo difícil para usted. Ahora hagamos algo más fácil. Ve a la persona a su lado una vez y más y dígale, “Usted ha fallado”… no haga una lista, solo diga la oración.

Porque todos hemos pecado y todos estamos alejados de la gloria de Dios.
Romanos 3:23 (Wms)

Es por eso que necesitamos a Jesús. Si fuera posible vivir la vida a nuestro propio parecer, Jesús no hubiera necesitado venir y no lo necesitaríamos todos los días.
2. Evaluar por qué he fallado.

beautiful girl enjoying the summer sun

Es el pensamiento que tienes en ti el que te contamina. Porque del interior, lo que sale del corazón de una persona vienen los malos pensamientos, inmoralidad sexual, robo, asesinato, adulterio, codicia, maldad, engaño, deseo por placeres lujuriosos, envidia, calumnia, orgullo, y necedad. Todas esas cosas vanas vienen de su interior; y ellas son las que te contamina… Marcos 7:20-23 (NLT)

Todos los pecados comienzan en el pensamiento del hombre. Nunca son algo que simplemente sucede. Hagamos una lista de algunos ejemplos de pecado que comienzan con pensamientos (adulterio, embriaguez, robo, mentira…)
3. Pida perdón a Dios.

felicidad2

Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad. 1 Juan 1:9 (NLT)

¿Escuchaste eso?… completamente limpio, completamente perdonado, no suena fantástico! … sin culpa… perdonado… con una clara conciencia,… sabiendo que estás bien con Dios.
Piense esto conmigo: ¿Es posible ser parcialmente limpio? No, sí algo de suciedad queda, entonces el carro o la persona esta sucia. Limpio o sucio, no hay medias tintas. Dios dice que cuando confesamos nuestro pecado, él nos perdona y somos limpios… nada de la suciedad queda en nosotros!

Dios le dio sentido a mi vida cuando entregué todo mi ser ante Él. Cuando puse mi actuar ante él, Él me dio un nuevo inicio.
Salmos 18:20 (El Mensaje)

Cuando rehusé confesar mi pecado, era débil y miserable, y gemía todo el día. Día y noche Tu mano de disciplina fue pesada sobre mí. Mi fuerza se evaporó como agua en calor del verano. Finalmente, confesé todos mis pecados a Ti y deje de intentar de esconderlos. Me dije, “Confesaré mi rebelión al Señor. Y me perdonaste! Toda mi culpa se fue.
Salmos 32:3-5 (NLT)
4. Acceso a mi futuro.

felicidad_0

No se afierren a los eventos del pasado o vivir en lo que pasó hace mucho tiempo. Estén alerta por las cosas nuevas que voy a hacer…
Isaías 43:18-19 (TEV)

Él dice, “Enfoquémonos en el futuro. No se enfoquen en todas las cosas que pasaron en el pasado. Estén alerta por las cosas nuevas.”
¿Por qué puso Dios nuestros ojos enfrente? Para que miráramos al frente. El no desea vernos ir hacia atrás. Nuestros oídos están hechos hacia delante porque lo que está enfrente de nosotros es lo que realmente importa. Es más fácil alcanzar lo que está enfrente que lo que está atrás. Dios tiene la intención de que alcancemos lo que está delatante. Hay una sola parte de nuestro cuerpo que está tras nosotros, y no necesitamos verla.
Por lo que mucha gente vive viendo en su pasado en lugar de su futuro. Viven con una voz en su cabeza que dice, “lo arruiné. Realmente cometí un error y voy a tener que vivir con eso por el resto de mi vida.” Se han condenado ellos mismos. Viven bajo una carga, atrapados en la prisión de una sentencia impuesta por sí mismos que deben ser infelices el resto de sus vidas porque cometieron un error.

La verdad es, Dios ama darles una segunda oportunidad a las personas. Es su naturaleza… Su gracia.

La gente dice, “pero no puedes separar huevos picados.” Correcto. Pero si puedes hacer un omelet.

Dios desea hacer del resto de tu vida lo mejor de tu vida!

Él dice, “No cuenta mucho donde ha estado, pero si la dirección de sus pies, donde se dirijan.” … Eso es lo que cuenta.
5. Ajustar mi curso.

felicidad_1

Por años, la apertura del programa de televisión Amplio Mundo del Deporte mostró “la agonía de la derrota” un doloroso final de un intento de salto de ski. El esquiador apareció en buena forma cuando se dirigía al salto, pero entonces, sin ninguna razón, se derrumbó y se salió a un lado del salto, rebotando de la estructura de soporte.

Qué observadores no sabían… que fue que escogió caer en lugar de terminar el salto. ¿Por qué? Al explicarlo más tarde, la superficie del salto se había vuelto muy rápida, y en la mitad del camino hacia abajo, el se dio cuenta que si terminaba el salto, aterrizaría en la en el nivel del suelo, más allá del área de aterrizaje segura, lo cual podría haber sido fatal para él y para otros. Como sea, el esquiador no sufrió más que de un dolor de cabeza luego del golpe.

Ajustar nuestro curso puede no ser fácil, podría aun causarle algún dolor, pero el cambio siempre es mejor que un aterrizaje fatal al final.
Ve y abandona tu vida de pecado. Juan 8:11 (NVI)
Algunas veces se necesita una experiencia dolorosa para hacernos cambiar nuestros caminos.
Proverbios 20:30 (TEV)

Para cambiar la forma en que vivo, debo cambiar la forma de verme a mí mismo.
Por medio de Jesús tengo:

Una nueva posición
El que está en Cristo, es una nueva creación… 2 Corintios 5:17a (NVI)

Esa nueva posición, nueva identidad en Cristo es mencionada más de 150 veces en el Nuevo Testamento. Quizás porque es una posición radicalmente nueva para nosotros cuando lo encontramos. Esto es que tan radicalmente nuevo es usted:

Cuando no está en Cristo, es culpable de todo pecado que ha cometido.
Cuando está en Cristo, es perdonado de todo pecado que cometa.

Cuando no está en Cristo, está perdido.
Cuando está en Cristo, es encontrado.

Cuando no está en Cristo, recibirá justicia.
Cuando está en Cristo, recibirá misericordia.

Cuando no está en Cristo, puede encontrar momentos de felicidad.
Cuando está en Cristo, puede encontrar una vida de gozo.

Cuando no está en Cristo, desea paz.
Cuando está en Cristo, tiene paz.

Cuando no está en Cristo, su eternidad es el infierno.
Cuando está en Cristo, su eternidad es el cielo.
¿No suena esa nueva posición, en Cristo, como algo fantástico? Si ha orado y le ha pedido, eso es lo que ha recibido. Muchos de ustedes enfrentan todos los días una lucha por posición… siempre posicionándose ustedes mismos para una mejor oportunidad, una mejor compra, una mejor promoción. ¿Por qué? Porque entiende que su posición es esencial para su futuro. Y eso nunca es más real que su posición, ni aún en Cristo, y esta es la buena noticia, no tiene que luchar por posición, porque Dios vino en busca de usted para darle una nueva posición.
Nueva posesión

… ¡lo viejo se ha ido, la nuevo ha llegado! 2 Corintios 5:17b (NVI)

Todo lo nuevo es la obra de Jesús. Nuevo… parece ser una palabra que a Dios le gusta. Una de las más grandes, quizás nuestra más grande posesión es quienes somos, nuestra identidad. Y si fuésemos perfectamente honestos, algunos de nosotros necesitamos una nueva.
Quizás nos sintamos de alguna manera como el fiscal quien estaba cuestionando a una dama en el banquillo de los testigos. Él dijo, “¿Me conoce?” Ella respondió, “Por supuesto que lo conozco. Le he conocido desde que era un niño. Lo he visto crecer. Eres un sin vergüenza, un bebedor, un mujeriego.” El fiscal dijo, “¿Conoce al abogado defensor?” Ella respondió, “Claro que sí. Solía cuidarlo cuando era un bebé. Cambié sus pañales, le daba sus pachas. Y ha crecido para ser un hombre que tan casi tan bajo como llegan, él defenderá todo.” En eso el juez llamó a los dos abogados a que se acercaran al estrado. Se inclinó hacia ellos, los miró y dijo, “Si cualquiera de ustedes le pregunta a esta mujer si me conoce, los mando a la cárcel.”

Algunos de nosotros necesitamos una vieja identidad para ir y una nueva para llegar. ¿No le gustaría que todo fuera hecho nuevo en usted, una nueva identidad, un nuevo inicio? Usted tiene uno si ha hecho un compromiso con Jesús.

Nuevo potencial

Ya no vivo yo, sino Cristo vive en mí. Así que vivo mi vida en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se dio a sí mismo por mí.
Gálatas 2:20 (NLT)

Su futuro es mejor, más brillante y grande que todo en su pasado por la única razón, Cristo vive en usted. Eso es Potencial.

Cuando Víctor Seribriakoff tenía quince años, su maestro le dijo que nunca terminaría la escuela y que debería de abandonar sus estudios y aprender un oficio. Víctor siguió el consejo y por los siguientes diecisiete años él fue una persona ambulante haciendo una variedad de trabajos inestables. Se le había dicho que era un “burro” y diecisiete años él actuó como tal. Cuando tenía 32, una transformación sorprendente sucedió. Una evaluación reveló que era un genio con un coeficiente intelectual de 161. ¿Adivine qué? Así es, comenzó a actuar como un genio.

Desde ese tiempo, el ha escrito libros, ha protegido un número de patentes y ha llegado a ser un hombre de negocios exitoso. Quizás el evento más significante para él que antes dejo la escuela fue su elección como presidente de la Sociedad Internacional Mensa. La Sociedad Mensa tiene una sola calificación de membresía – un coeficiente intelectual de 140. ¿Qué hizo la diferencia en la vida de Víctor? ¿De repente se volvió inteligente a la edad de 32 años? No… Lo que cambió fue la forma en cómo el se vio a sí mismo.

Probablemente no hay un factor aislado que sea más importante en determinar cómo vivimos, que el cómo nos vemos a nosotros mismos, lo que entendemos que es nuestra identidad.

Escuché de un salón de belleza llamado “Identidad.” ¿Puede imaginarse el vacío profundo que debe existir en las personas cuya identidad personal depende de su cabello? Claro, nuestro cabello es importante, pero ¿identidad?

Permítame hacerle una pregunta: ¿en qué basa su identidad? Para la mayoría de la gente, ha habido momentos que han cicatrizado su identidad; abuso infantil, un fracaso de negocios, no hacer el equipo, un fracaso en el matrimonio, un momento de indiscreción, un acto pecaminoso… las cicatrices están allí y son reales. ¡Buenas noticias! Cuando está “en Cristo,” cuando ha entregado su vida a Él, él le da una nueva identidad, y el pasado se va. Tiene un potencial. ¡Jesús ahora vive en usted!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s