¿En quién creer, por qué creer y que hacer luego de creer?

¿En quién creer, por qué creer y que hacer luego de creer?

Preguntas y Respuestas para el camino a la Salvación.

Estar seguro/a de mi futuro en la eternidad, de mi presente en la Obra de Dios y que mi pasado ha quedado atrás para siempre…

8

Busca a Jesús:

¿Alguna vez se ha sentido un poco perdido y ha deseado que exista una “guía rápida” para mejorar su relación con Dios? ¡Esta es la “guía rápida”!

En seis cortas lecciones, usted aprenderá por qué debe estar seguro del amor de Dios, cómo hablar con Dios y cómo escuchar a Dios y qué es lo que Dios desea para su vida. Se motivará con los testimonios de personas que han experimentado a Dios y que comparten sus historias. Si usted tiene alguna pregunta en cualquier punto acerca de lo que está leyendo, por favor haga clic en Contáctenos para solicitar la ayuda de un cristiano que gustosamente le responderá.

Comience ahora: www.bit.ly/1cDWpMk

6

Guía para el Nuevo Creyente:

Así que desea seguir a Jesús. Pero lleva con usted el bagaje de su pasado y sus dudas sobre el futuro. ¿Cómo maneja la situación? La respuesta a esta pregunta se encuentra conociendo la verdad sobre Jesús y sobre usted. La Guía para el Nuevo Creyente está diseñada para mostrarle cómo Jesús le ha salvado y cómo caminar en Su nueva vida – una vida de fe y libertad. Esta guía cuenta con 30 lecciones, una enseñanza bíblica, preguntas para repasar, y por último, muestra la aplicación para su vida.

Puede ir a su propio ritmo. Tómese su tiempo, conteste todas las preguntas y tome estas lecciones como una oportunidad para enfocarse en su relación con Dios.

¡COMENCEMOS! Empiece cada lección orando y pídale a Dios que se revele en su vida a través de cada una de las lecciones o estudios. Un voluntario estará a su disposición para contestar cualquier pregunta que tenga durante esta jornada.

Comience ahora: www.bit.ly/1aNutTD

5

Los próximos pasos:

El nacimiento espiritual de una persona es una experiencia indescriptible. El apóstol Pablo es quien mejor lo describe cuando habla del nuevo creyente como una “nueva criatura”. “He aquí”, dice Pablo, “todas (las cosas) son hechas nuevas”. (2 Corintios 5:17).

Al igual que el nacimiento físico, el periodo inmediatamente después del nacimiento espiritual puede ser el de mayor peligro. Nosotros no nos adaptamos instantáneamente a nuestro nuevo entorno. El cambio a una vida en Cristo toma tiempo, paciencia y cuidado especial.

Para ayudarle a tener un buen comienzo, lo que sigue a continuación es una breve, pero poderosa serie de lecciones para la vida llamadas Los Próximos Pasos: Una Guía de 30 Días para el Crecimiento Espiritual. Esta Guía le permitirá comenzar su jornada con un fundamento sólido. Está diseñada para usarse diariamente por los próximos 30 días.

Hubiera deseado que Los Próximos Pasos hubiesen estado disponibles cuando yo recibí a Cristo hace más de 40 años. Yo sé que hubieran acelerado mi crecimiento espiritual y me hubiesen ayudado a evitar equivocaciones tontas. Mi esposa, Wendy, y yo hemos criado seis hijos, y ellos nos han bendecido con 17 nietos. He tenido una carrera exitosa en los negocios, pero nada ha sido de mayor gozo en mi vida que caminar con Cristo; una aventura que continua hasta el día de hoy.

Que usted también pueda encontrar ese gozo.

¿Por qué no comenzar la siguiente etapa de su jornada ahora mismo? El Día 1, “La Transformación Personal”, está esperando por usted.

John D. Beckett

Comenzar ahora: www.bit.ly/1amM6Ol

4

Pasos de Discipulado:

Aquí hay algunas herramientas para ayudar a convertirse en verdaderos seguidores de Jesús. Hemos creado estas plantillas de respuestas para ayudarle a desarrollar relaciones de discipulado, construyendo una fundación Bíblica que dure toda una vida.

Las plantillas están organizadas en siete categorías claves, cada una explica un concepto Bíblico. Aunque la intención de las mismas es la de desarrollar discípulos y, por lo tanto, están escritas en secuencia.

3

Paso 1: Conociendo a Dios:

Solamente por fe.

¿Qué cree que siente Dios por usted?

La Biblia nos dice que Dios, el Creador de todo, es un Dios de amor. Pero Él también es santo, totalmente sin pecado o falta y, por lo tanto, perfecto. Nuestros pecados (pensamientos, palabras y acciones errados) nos han separado de Dios. Tratar de cruzar este abismo en nuestras propias fuerzas es tan imposible como tratar de cruzar nadando el Océano Pacífico.

La buena noticia es que Dios mismo proveyó la solución al enviar a Su Hijo a la Tierra. Jesús vivió una vida perfecta y después murió en la cruz. Voluntariamente, Él aceptó el castigo por nuestros pecados, y ahora ofrece gratuitamente el regalo del perdón a todo aquel que lo acepte y lo siga.

Es importante que sepa que usted NO será salvo por:
1) Hacer más cosas buenas que malas
2) Ir a la iglesia o haber tenido una formación religiosa
3) Simplemente creyendo que Dios existe

La Biblia dice, “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” (Efesios 2:8-9). La parte de la fe funciona como el matrimonio – es un compromiso con Jesús que dura para siempre. ¿Cree usted verdaderamente que Jesús es su Salvador y desea comprometer su vida enteramente a Él?

El Pecado y el Infierno.

“Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.” (Romanos 3:23)

¿Conoce a alguien que sea perfecto, que nunca haya hecho nada malo? Yo tampoco. Algunas personas se comportan mejor que otras, y otras simplemente APARENTAN comportarse bien. Pero todos hemos pensado y hecho cosas que están incorrectas, aún cuando otras personas no las vean.

El problema no es solamente que cometamos pecados, sino nuestra condición pecaminosa. La Biblia dice: “el pecado reinó sobre todos y los llevó a la muerte” (Romanos 5:21). La raíz de nuestra naturaleza humana es que somos pecadores.

Es por esto que nunca podremos hacer suficientes cosas buenas para poder ganar nuestra salvación. Es como poner ropas lujosas en un hombre muerto. Tal vez se verá mejor, pero sigue muerto.

Por lo tanto, Jesús murió en la cruz no solamente para tomar el castigo por nuestros pecados, sino también para librarnos del poder del pecado y de la muerte, y darnos una nueva vida.

La “muerte” a la que se refiere el pasaje arriba mencionado no es una muerte física, sino una muerte espiritual—sufrimiento y separación eterna de Dios en un lugar llamado infierno. Imagínese un lugar de tormento y fuego eterno. Así será la eternidad sin Dios.

¿Entiende usted que cuando escogió aceptar el regalo gratuito del perdón de Dios, usted también escogió el camino al Cielo y se alejó del infierno? Es la decisión más importante que cualquier persona pueda hacer.

¿Quién es Jesús?

Ver los resultados del pecado también nos permiten ver cuán maravilloso es que Jesús nos haya dado una segunda oportunidad.
Recuerde, nuestra nueva vida no es algo por lo que se trabaja, es algo que se nos ha dado por medio de Jesucristo. Muchas personas se preguntan por qué Él es tan importante. ¿Qué lo hace diferente de otros líderes religiosos?

Una de las razones es que Jesús fue el único que proclamó ser Dios.

(Jesús dijo) “El Padre y yo somos uno.” Una vez más, las personas tomaron piedras para matarlo… “No te apedreamos por ninguna buena acción, ¡sino por blasfemia! —contestaron—. Tú, un hombre común y corriente, afirmas ser Dios.” (Juan 10:30,33)

Los judíos tenían un alto el concepto de Dios, razón por la cual los líderes religiosos querían matar a Jesús cuando Él hizo esa declaración. Note que Él no dijo, “ustedes me han malentendido”.

En otra parte en la Biblia, Jesús conoció a un hombre inválido y le dijo: “tus pecados son perdonados”. Los líderes religiosos de nuevo, lo acusaron de haberse puesto al mismo nivel de Dios. Jesús respaldó Su afirmación al sanar al hombre, el cual salió caminando y cargando su camilla ante el asombro de todos (Lucas 5:20-25).

Jesús no hizo milagros solamente con el fin de impresionar a las personas y ganar seguidores. Él lo hizo para demostrar que Él era Dios.

Su milagro más grande en esta Tierra fue el haber resucitado al tercer día después de haber sido crucificado en la cruz. Él demostró Su poder sobre la muerte, y selló la victoria de Dios sobre el pecado.

Jesús es el único camino.

Jesús valientemente declaró: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí. Si ustedes realmente me conocieran, también sabrían quién es mi Padre. De ahora en adelante, ya lo conocen y lo han visto.” (Juan 14:6-7). Jesús simplemente dijo: “Si me ven a mí, han visto al Padre.”

Otras religiones proveen reglas sobre cómo vivir, pero ninguna de ellas ofrece la solución al pecado del hombre, o nos muestra el camino para llegar a Dios. Jesús no solamente nos muestra el camino. Él ES el camino—el ÚNICO camino. Si su decisión hiciera una diferencia solamente en esta vida, no importaría mucho. Pero Jesús, como Dios el Hijo, es EL representante del Único Dios, Creador de todo y, como ya hemos visto, nuestra decisión de seguir a Cristo (o no seguirlo) tiene consecuencias eternas.

¿Tiene esto sentido para usted? ¿Está usted seguro que Jesús es verdaderamente el camino, la verdad y la vida?

Viviendo para Jesús.

¿Alguna vez le han dado un regalo y luego se lo han quitado? No es un regalo a menos que sea gratuito y suyo por siempre. La Biblia dice que nuestra salvación es un regalo de Dios. El ha perdonado nuestros pecados y nos ha hecho justos por medio de la fe.

¿Pero qué pasa si peco después de aceptar a Jesús?

Recuerde que su salvación no depende de las cosas buenas que usted haya hecho antes de haber creído y tampoco depende de ser perfecto después de recibir a Cristo. “Pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios” (Juan 1:12). Es una promesa que le ha sido dada por Dios. ¡Dios no miente o cambia de pensar! Usted es su hijo y NADA podrá separarlo de Su amor.

Es como cualquier relación. Cuando una persona lastima o ignora a la otra persona, eso provoca distanciamiento y tensión. Usted pierde esa cercanía que algún día tuvo y anhela verla restaurada.

Todos cometemos errores, y es por eso que la Biblia dice, “pero si confesamos nuestros pecados a Dios, Él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1:9). ¡Qué promesa tan maravillosa de parte de Dios! Como un padre amoroso, cuando nos equivocamos, Dios no nos echa de Su familia. Él está listo para perdonarnos tan pronto nos acerquemos a Él.

¿Hay algo que usted necesite confesar que ha estado manteniéndolo alejado de Dios? ¡Vaya a Él ahora mismo! Confiese su pecado y Él lo perdonará. Elija hoy tener una relación íntima con Él.

Preguntas acerca de Dios:

www.bit.ly/1bySX41   

                          

Preguntas acerca de Jesucristo:

www.bit.ly/1jgWtnP
Preguntas acerca de El Espíritu Santo:

www.bit.ly/1amzWVG

2

Paso 2: Seguridad de la Salvación:

Salvo por Siempre.

Usted es salvo por fe en Cristo Jesús. La Biblia dice en Efesios 2:8-9: “Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo.”

Imagínese un bote salvavidas acercándose a usted para salvarlo de ahogarse en el mar. Usted tiene que extender su mano, agarrar el bote y sujetarse a él. Eso fue lo que usted hizo cuando puso su fe (confianza) en Jesús como su Salvador personal. Usted le dijo: “Yo necesito ser salvo, y yo creo que Tú eres el único que puede salvarme.” Eso fue lo que Cristo hizo cuando murió en la cruz. El atravesó el mar de sus pecados y le rescató, eternamente.

Ahora bien, después de morir, nuestro destino final es vivir con Jesús en el cielo. Pero su vida eterna comienza en el momento en que usted pone su fe en Cristo. La Biblia promete: “Les escribo estas cosas a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para SEPAN que tienen vida eterna.” (1 Juan 5:13)

No Más Pecado.

¿Sabía usted que todos sus pecados han sido perdonados mediante el sacrificio de Jesús en la cruz? No fue sólo el 50%, ni el 75%. El perdonó el 100% de sus pecados. Antes de Cristo morir en la cruz, Él dijo: “¡Todo ha terminado!” Juan 19:30. Él se estaba refiriendo al pago total de nuestros pecados… una vez y para siempre.

Imagínese que alguien le paga su almuerzo y usted trata de regresar al restaurante para volver a pagarlo. Eso es lo que sucede cuando usted no entiende que Dios le ha perdonado totalmente. Dios no quiere que usted vuelva a pagar por sus pecados. Él quiere que usted viva como su hijo, libre de esa deuda, por la fe en Jesús. Jesús dijo: “Así que, si el Hijo los hace libres, ustedes son verdaderamente libres.” (Juan 8:36)

Ahora eres un hijo de Dios.

Yo no creo que ninguno de nosotros entiende totalmente lo que significa ser un cristiano. Ser un cristiano significa que eres un hijo de Dios, ese Dios que tanto nos ama. ¿Sabe cuánto le ama Dios? La Biblia dice: “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.” (Juan 3:16). Cristo le amó tanto que murió por usted.

Ahora que es Su hijo, por su fe en Jesús y su sacrificio en la cruz, usted puede disfrutar su relación con Él. Esto quiere decir que puede hablar con Él, ser lleno de Su poder y ser libre de su antigua manera de vivir.

Su antigua vida era similar a ser un esclavo. La Biblia lo llama ser esclavo del pecado. ¡Pero ahora es un ciudadano del Cielo! Imagínese que ha sido liberado de un país opresor y haber obtenido el pasaporte de un país con el mejor gobierno, leyes y beneficios. Eso es lo que significa vivir como hijo de Dios en su Reino.

Quizás necesite ayuda para dejar esa antigua vida (a la cual, a veces, estamos tentados a regresar), y vivir en el glorioso Reino de Dios.

¿Se le hace difícil dejar el reino antiguo y familiar y abrazar el nuevo reino que Dios tiene para usted?

¡Dios Tiene un Plan Para su Vida!

Yo quiero que usted sepa que le esperan grandes cosas en su futuro. Dios no solo tiene un plan maravilloso para su vida (usando los dones que le ha dado para Su gloria), sino que también está preparando un lugar para usted en el cielo. Jesús lo prometió. Él dijo: “Cuando todo esté listo, volveré para llevarlos, para que siempre estén conmigo donde yo estoy.” (Juan 14:3). Así que, ahora mismo, Él está en el cielo intercediendo por usted y preparando un lugar eterno para usted.

Mientras tanto, Dios tiene grandes cosas para que usted haga. Él quiere que usted disfrute su relación con Él y ayude a otros a conocerle tal como usted lo conoce. Dios le dice: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el SEÑOR—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” (Jeremías 29:11). Esto significa que Dios tiene un gran futuro para usted y usted puede confiar en Él.

El primer paso es entender verdaderamente que Él realmente tiene un gran plan para su vida.

La Buena Nueva: www.bit.ly/18JHRbG
Preguntas acerca de La Salvación: www.bit.ly/1f8TSPu
Preguntas acerca de La Vida Cristiana: www.bit.ly/1db8oGc
Preguntas acerca del Pecado: http://www.bit.ly/1db8tK0

1

Paso 3: El Espíritu Santo:

El Ayudador.

¿Alguna vez ha escuchado sobre el Espíritu Santo? Muchas personas están confundidas sobre quién es el Espíritu Santo.

Jesús dijo en Juan 14:16: “Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Abogado Defensor, quien estará con ustedes para siempre.”

Jesús sabía que Sus discípulos iban a necesitar ayuda después que Él se fuera. La palabra “otro” indica que el Espíritu Santo es Dios al igual que Jesús es Dios. La Biblia dice que El viene a vivir en nosotros cuando recibimos a Jesus. ¿Por qué? Para ayudarnos y darnos el poder para vivir cómo Dios quiere que vivamos. A menudo nosotros queremos ser el capitán de nuestro barco, pero cuando le damos paso al Espíritu Santo, estamos permitiendo que tome control del timón para dirigirnos en el camino que agrade a Dios.

¿No es maravilloso saber que no estamos solos?

Jesús continúa diciendo que el Espíritu Santo nos ayuda:

Enseñándonos la verdad al leer la Biblia
Dándonos poder para ser Sus testigos
Dándonos las palabras para orar
Consolándonos
Convenciéndonos de pecado
Liberándonos del pecado
Produciendo en nosotros el carácter justo de Cristo

Nueva Vida y Poder.

Recuerdo cuando estaba aprendiendo acerca del Espíritu Santo. Lo que Jesús enseñó en los capítulos 14 y 15 del evangelio de Juan me ayudaron muchísimo. ¿Los ha leído? Jesús compara nuestra vida cristiana con un árbol. Este árbol adquiere su alimento y su poder de la savia que fluye a través de él. Así es el Espíritu Santo en nosotros. Cuando estamos conectados a Él, podemos producir fruto santo. Este fruto tiene valor eterno y representa una vida cambiada. Gálatas 5:22-23 describe este fruto como amor, alegría, paz, paciencia, gentiliza, bondad, fidelidad, humildad y control propio.

Recuerde, tener el Espíritu Santo de Dios en su vida no es un programa de auto-ayuda sino una transformación interna. Un árbol de manzana no se esfuerza ni lucha para producir manzanas. Este cumple su propósito cuando las manzanas llegan a su madurez. Dios es el que obra en usted para hacerlo más y más como Cristo. Asi que, siga caminando en El y su fe producirá fruto santo.

Trate de memorizar Gálatas 5:22-23: “En cambio, la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentiliza, bondad, fidelidad, humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas!”Espíritu Santo 2 – Nueva Vida y Poder

Nueva Identidad.

¿Has notado alguna diferencia en tu vida desde que aceptaste a Cristo?

La Biblia dice: “Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado, ¡una nueva vida ha comenzado!” (2 Corintios 5:17)

Si usted verdaderamente cree que Jesús murió en su lugar por sus pecados, entonces, la antigua vida pecaminosa está muerta. Dios le ha dado una nueva vida y ahora es libre para vivir para Él. La Biblia describe que usted antes era esclavo del pecado y de la muerte, pero Dios le redimió – lo compró, pagó por su rescate. Y no solo eso, sino que, cuando usted recibe a Jesús como su Salvador, Él lo adopta como su propio hijo. ¡Él le da una nueva identidad declarándole parte de la familia de Dios! Como hijo de Dios ya no necesita prestar atención a los deseos carnales. Somos libres de vivir totalmente la nueva vida en Cristo.

“Y ustedes no han recibido un espíritu que los esclavice al miedo. En cambio, recibieron el Espíritu de Dios cuando él los adoptó como sus propios hijos. Ahora lo llamamos «Abba, Padre». Pues su Espíritu se une a nuestro espíritu para confirmar que somos hijos de Dios.” (Romanos 8:15-16).

Jesús murió no para que usted fuera Su esclavo, sino porque Él quiere tener una relación personal con usted. Dios nos ha dado el Espíritu Santo para que estemos seguros de nuestra posición como hijos de Dios. Entonces, podremos obedecerle y agradarle, no por temor sino porque El es nuestro “papito”.

¿Alguna vez le ha dado gracias a Dios por haberlo adoptado y hecho parte de Su familia? ¡Vamos a celebrar su nueva identidad en Cristo, ahora mismo!

Gracias, Dios todopoderoso, por derramar Tu amor en nosotros a través de tu Hijo Jesús. Ayúdanos a entender más y más lo que significa ser un hijo de Dios para que podamos vivir esta verdad. Amén.

Mandamiento y Promesa.

¿Ha podido memorizar Gálatas 5:22-23? Esta es una gran lista de características justas que Dios quiere producir en nosotros. Recuerde que estos frutos no son un fin en sí mismos, sino los medios con el fin de revelar a Cristo a través de su vida.

Por supuesto, la clave es que el Espíritu Santo está obrando en usted capacitándolo para agradar a Dios. Efesios 5:15-18 dice: “Así que tengan cuidado de cómo viven. No vivan como necios sino como sabios. Saquen el mayor provecho de cada oportunidad en estos días malos. No actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan. No se emborrachen con vino, porque eso les arruinará la vida. En cambio, sean llenos del Espíritu Santo.” Hay una comparación directa entre estar “llenos” del Espíritu Santo y estar borracho. Cuando usted se emborracha, usted está bajo la influencia o control del alcohol. Así que, estar “lleno” del Espíritu Santo es la misma idea. Nosotros debemos permitirle al Espíritu Santo que controle nuestros pensamientos y nuestras acciones. El resultado será los frutos del Espíritu en nuestras vidas.

Note que esta es la voluntad de Dios para usted y es un mandato. Por lo tanto, como es un mandato, no es una opción. Entonces, ¿cómo lo hago?, se preguntará. Por fe. De acuerdo con 1 Juan 5:14-15, si pedimos a Dios algo que es de Su agrado, El nos oye y lo hará. Definitivamente, a Dios le agrada que pidamos ser controlados y guiados por el Espíritu Santo. Así que podemos confiar que El hará lo que prometió.

¿Por qué no lo intenta ahora mismo? Pídale al Espíritu Santo sabiduría y poder para obedecer a Dios. Él lo hará.

Soldado y Batalla.

La Biblia nos dice en 2 Timoteo 2:3-4: “Soporta el sufrimiento junto conmigo como un buen soldado de Cristo Jesús. Ningún soldado se enreda en los asuntos de la vida civil, porque de ser así, no podría agradar al oficial que lo reclutó.”

Ser un soldado es difícil, y a menudo, implica sufrimiento. Un soldado, no tan solo sufre, sino que también cuida de su compañeros. Sus vidas dependen de que cada uno cumpla con su deber. La vida cristiana no es fácil. La iglesia no es un club social, sino un lugar para prepararnos y equiparnos para la batalla. Nosotros prestamos toda nuestra atención y energía para ayudar a nuestros compañeros a ganar la batalla.

Mientras nos preparamos, la Biblia dice: “Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.” Efesios 6:12

Si estamos en una batalla, entonces, ¿quién es nuestro enemigo? Efesios 6:10-11 nos dice que nuestro enemigo es el diablo o Satanás. ¡Así es! Satanás y sus espíritus malignos son reales. Ellos nos mienten, acusan y desean destruir nuestras relaciones, y a nosotros. Las Escrituras nos dicen que Satanás es el Padre de todas las mentiras. Entonces, ¿cómo batallamos contra este enemigo? ¡Así como Jesús lo hizo! Nuestra arma es la verdad – la oración y la Palabra de Dios. La clave es recordar que la Biblia promete que el Espíritu Santo que vive en usted es mayor que Satanás.

Esta es la promesa de Dios para usted: “Pero ustedes, mis queridos hijos, pertenecen a Dios. Ya lograron la victoria sobre esas personas, porque el Espíritu que vive en ustedes es más poderoso que el espíritu que vive en el mundo.” (1 Juan 4:4)

¿Cuál es su opinión acerca de esta promesa?

La Trinidad.

¡Qué privilegio es tener una relación con el Dios todopoderoso! Él es el Creador del universo y la Biblia dice que nosotros nunca seremos capaces de comprender a Dios totalmente. Nosotros no podemos ni siquiera comenzar a entender Sus pensamientos porque nuestras mentas humanas son tan limitadas.

Muchas de las características de Dios van más allá de nuestra experiencia: ¿Cómo puede El estar en todos los lugares al mismo tiempo? ¿Cómo puede saber todas las cosas incluyendo el futuro? ¿Cómo puede ser un solo Dios que existe en tres personas? Esto es muy difícil de entender.
La Biblia dice claramente que solo hay un Dios, pero la Biblia, al mismo tiempo, hace referencia a este único Dios en plural. “Hagamos al hombre a Nuestra imagen.” (Genesis 1:26)

Jesús dijo: “El Padre y yo somos uno.” (Juan 10:30). Esto significa su propio ser. Jesús también dijo: “Los que me han visto a mi han visto al Padre.” (Juan 14:9). En su último mandamiento a sus discípulos, Jesús les dijo: “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.” (Mateo 28:19). Jesús le dio a los tres la misma posición y autoridad.

¿Cómo puede ser esto? No podemos comparar a Dios fácilmente en términos humanos, pero Él también creó al hombre con un espíritu, alma y cuerpo. El reconocer nuestra naturaleza es importante para entender cómo Dios puede ser tres en uno como Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Los misterios de Dios van más allá de nuestro entendimiento, pero Él revela muchos de sus secretos en Su Palabra.

Preguntas acerca de Las Decisiones en la Vida: www.bit.ly/17GkRiP

10

Paso 4: La Biblia.

El Manual de Instrucciones de Dios.

¿Alguna vez ha intentado armar una bicicleta u operar una máquina complicada? No se atrevería a hacerlo sin antes leer el manual de instrucciones.

¡La vida es complicada! Pero gracias a Dios, Él nos ha dejado sus instrucciones en Su palabra, la Biblia. Este sorprendente libro contiene todo lo que necesitamos saber acerca de Dios, de nosotros, y de cómo debemos relacionarnos con Dios y los demás. No incluye toda situación que podamos enfrentar, pero sí nos da principios para guiarnos a través de esas situaciones. El Salmo 119:105 dice: “Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino.” Es como tener una linterna en una carretera sinuosa.

Por supuesto, existen muchos libros de auto-ayuda en las librerías. Entonces, ¿en qué se diferencia la Biblia? 2 Timoteo 3:16 dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto”. Esto significa que la Biblia es la Palabra de Dios. Jesús mismo citó las Escrituras cuando dijo: “La gente no vive sólo de pan, sino de cada palabra que sale de la boca de Dios.” (Mateo 4:4)

Note cómo los versículos enfatizan “toda” y “cada” palabra. Esto significa que no podemos seleccionar solamente lo que nos gusta.

No tan sólo es una lámpara a su camino, sino como dijo Jesús, también es alimento para su alma. ¡No espere más! Comience a leer la Biblia hoy mismo. Empiece por el evangelio de Juan. Conozca a Jesús, Sus enseñanzas y su fe comenzará a crecer.

Confiabilidad.

Usted se estará preguntando – ¿cómo puedo estar seguro que lo que leo en la Biblia es verdad? Esa es una muy buena pregunta.

Podemos ver la singularidad de la Biblia de muchas formas:

Unidad – La Biblia fue escrita por más de 40 autores de todas clases sociales (ricos, pobres, reyes y sirvientes), en tres idiomas diferentes, durante un periodo de más de 1.500 años. Su mensaje sobre Dios y la vida muestra una armonía sorprendente. Esto es humanamente imposible, pero el Espíritu Santo de Dios guió a los autores.

Profecía – La Biblia contiene más de 1.000 profecías detalladas que han sido cumplidas. Muchas de estas tienen que ver con la vida de Jesús, desde su lugar de nacimiento, hasta la forma en que iba a morir.

Exactitud histórica y científica – Muchos descubrimientos arqueológicos y científicos han comprobado la veracidad de los relatos bíblicos.

Integridad literaria – Existen más manuscritos de la Biblia con fechas cercanas a los manuscritos originales que para cualquier otra obra literaria.

La promesa de Dios – Finalmente, las mismas palabras de Dios muestran que El usó Su poder para preservar su Palabra. Isaías 40:8 dice: “La hierba se seca y las flores se marchitan, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre”.

Si suma todas estas cosas, creo que verá que podemos confiar en que Dios verdaderamente ha hablado y continúa hablando a través de la Biblia.

Un Resumen.

¿Recuerda que le comenté acerca de la “unidad” de la Biblia y le expliqué que existe harmonía en ella a pesar de haber sido escrita por diferentes autores durante un largo periodo de tiempo?

Imagínese un mosaico gigantesco en una pared, compuesto de miles de cerámicas de diferentes tamaños, formas y textura. Si se coloca frente a él a solo unos centímetros de distancia, puede ver muchas de las piezas que la componen de manera individual. Pero si se retira un poco hacia atrás, podrá ver la imagen que el artista intentó crear.

En cierta forma, la Biblia es como un mosaico. Por un minuto, tomemos un paso hacia atrás y veamos el panorama completo.

El mensaje constante desde Génesis hasta Apocalipsis es el deseo de Dios de traernos nuevamente hacia Él a través de una relación personal. El Antiguo Testamento apunta hacia la promesa de un Salvador y el Nuevo Testamento explica cómo Jesús es el cumplimiento de esa promesa.

Jesús dice en Juan 5:39: “Ustedes estudian las Escrituras a fondo porque piensan que ellas les dan vida eterna. ¡Pero las Escrituras me señalan a mí!”.¡Así es! ¡La imagen presentada tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento es Jesús!

Espero que al mantener la imagen principal en su mente mientras lee la Biblia le ayude mientras sigue creciendo en su conocimiento de la vida eterna, el regalo de Dios en Jesús.

¿Cómo Leer la Biblia?.

¿Ha disfrutado su lectura del evangelio de Juan?

Como mencioné anteriormente, la Biblia es única. Es la Palabra de Dios. Por lo tanto, usted no puede leer la Biblia como leería cualquier otro libro. 2 Timoteo 2:15 dice que debemos esforzarnos en estudiar la Biblia con precisión. No queremos malinterpretar lo que Dios dice.

Primero, prepare su corazón y su mente para recibir lo que Dios quiere decirle. Así que, siempre que comience a leer, ORE y pídale a Dios que le de sabiduría. “Abre mis ojos, para que vea las verdades maravillosas que hay en tus enseñanzas.” (Salmo 119:18). Es bueno tener a la mano un diccionario para buscar el significado exacto de las palabras. También, recuerde tomar en cuenta el contexto – los versículos antes y después del versículo que está leyendo.

El próximo paso es actuar en base a lo que ha aprendido. Use los siguientes puntos para aplicar los versículos a su vida:

¿Tengo algún pecado o conducta que necesito confesar y dejar?
¿Hay alguna promesa que reclamar para mi vida?
¿Hay un ejemplo a seguir?
¿Hay un mandato a obedecer?

“Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos.” – Hebreos 4:12

Recuerde, la Biblia no está llena de palabras sin vida, sino de la Palabras de Dios para usted hoy. Dios ha dado a su Espíritu Santo para enseñarle y guiarle hacia aquello que usted necesita escuchar.

Preguntas acerca de La Biblia: www.bit.ly/17quC1R
Preguntas acerca de Teología: www.bit.ly/1b3WZ9x
Preguntas acerca de Falsa Doctrina: www.bit.ly/1ee7m9A
Estudio de la Biblia: www.bit.ly/HVsl5u

9

Paso 5: La Iglesia:

Su Nueva Familia.

Cuando usted se convirtió en un seguidor de Jesús, usted “nació de nuevo”. Y así como un bebé recién nacido, usted tiene una nueva familia llamada la Iglesia. Así como la familia física ayuda a satisfacer sus necesidades básicas de amor, relaciones interpersonales y crecimiento, un grupo de creyentes le dará estimulo y orientación a medida que crece espiritualmente.

Es importante notar que cuando usted lee acerca de la iglesia en la Biblia, se está refiriendo a las personas, no a un edificio. Es algo maravilloso interactuar con otras personas que conocen y que siguen a Cristo—adorando, sirviendo y creciendo juntos en su fe.

¡No tan sólo USTED necesita a la iglesia, sino que la iglesia lo necesita a USTED! Imagínese un equipo de fútbol donde todos quieren ser los arqueros. ¡Qué absurdo sería tener 11 arqueros! Así como todas las posiciones son necesarias para obtener un equipo exitoso, Dios ha diseñado la iglesia con diferentes roles—es decir el equipo no está completo sin usted, y a usted también le hace falta el equipo.

Pero nuestro cuerpo tiene muchas partes, y Dios ha puesto cada parte justo donde él quiere. ¡Qué extraño sería el cuerpo si tuviera sólo una parte! Efectivamente, hay muchas partes, pero un solo cuerpo. (1 Corintios 12:18-20)

¿Asiste usted a alguna iglesia? Si no asiste a una iglesia, pídale dirección a Dios, ya que Él anhela que usted esté conectado a otros creyentes y que pueda tener una familia espiritual. Déjeme saber si puedo ayudar.

La Expresión de Jesús.

Quiero decirle qué hace a la Iglesia diferente a otros grupos: el AMOR.

Jesús dijo, “Así que ahora les doy un nuevo mandamiento: ámense unos a otros. Tal como yo los he amado, ustedes deben amarse unos a otros. El amor que tengan unos por otros será la prueba ante el mundo de que son mis discípulos.” (Juan 13:34-35)

La iglesia es como un equipo deportivo. Aun cuando los jugadores no estén de acuerdo en todo, ellos trabajan juntos como un equipo con el objetivo común de ganar. El objetivo de la Iglesia es amar a Dios y amarse los unos a los otros. Cuando el resto del mundo vea este ejemplo de unidad, ellos estarán sorprendidos.

Dios quiere que el mundo mire a la iglesia y nos vean verdaderamente amándonos los unos a los otros a pesar de nuestras diferencias. El mundo está desesperado por ver un ejemplo de amor verdadero.

Efesios 4:2 dice, “Sean siempre humildes y amables. Sean pacientes unos con otros y tolérense las faltas por amor”.

¿Alguna vez ha tenido a alguien que lo ame y apoye incondicionalmente?

Animarse los Unos a los Otros.

La Iglesia es la familia de Dios. No tan sólo Él quiere que su familia se amen y se sirvan los unos a los otros, sino también que amen y sirvan al mundo que nos rodea. Este es el ejemplo que Jesús dejó para nosotros.

Hebreos 10:24-25 dice, “Pensemos en maneras de motivarnos unos a otros a realizar actos de amor y buenas acciones. Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros…”

A veces necesitamos un empujoncito para darnos cuenta de las necesidades que nos rodean. Jesús pasó la mayoría de su tiempo ayudando a los pobres, enfermos y desamparados. ¡Imagínese lo mucho que podemos hacer como grupo para mostrar el amor de Dios por el mundo! Claro que, una de las mejores maneras de amar a alguien es compartir el regalo de Dios que es la salvación. De hecho, el último mandamiento que Jesús nos dejó fue hablarles a otros acerca de Él y enseñarles cómo ser sus seguidores, a todo el mundo.

La palabra “animar” significa, “alentar a”. Cuando las personas tienen dudas y temores, necesitan saber que Dios está con ellos, y que el Espíritu Santo los ayudará y guiará. Aún si usted es un nuevo creyente, usted puede fortalecer la fe de otros al compartir cómo Dios está obrando en su vida.

Quiero ANIMARLE a que se involucre en una iglesia local y experimente lo que significa ser amado, y amar y servir a otros.

¿Qué piensa a cerca del último mandamiento que Jesús nos dejó? E

Un Lugar Para Alabar.

“¡Alabado sea el Señor! Canten al Señor una nueva canción; canten sus alabanzas en la asamblea de los fieles.” Salmos 149:1

Mientras más aprenda de Dios y lo que Jesús hizo por usted en la cruz, usted estará lleno de gratitud y amor. Eso es lo que significa adorar: demostrarle a Dios cuánto lo amamos y apreciamos.

Claro que, usted puede alabar a Dios en cualquier lugar durante el día. Pero la Biblia también habla de alabar junto con otros creyentes. Es similar a la diferencia que existe cuando se tiene a alguien tocando un violín comparado con tener toda la sinfonía de instrumentos. No pierda la oportunidad de unir su voz junto a otros hermanos y hermanas en Cristo. Jesús dijo: “Pues donde se reúnen dos o tres en mi nombre, yo estoy allí entre ellos.” (Mateo 18:20).

Le animo a que busque una iglesia donde pueda “cantar sus alabanzas en la asamblea de los fieles”.

Directorio Mundial de Iglesias Cristianas: www.bit.ly/17moS7l

La Mayordomía.

Otra parte de estar en la iglesia, también llamada la familia de Dios, es la idea de la mayordomía. Dios ha creado todo y, por lo tanto, todas las cosas le pertenecen. Sin embargo, Dios ha puesto a disposición este mundo y todos sus tesoros para nuestro uso. Eso significa que somos mayordomos, o administradores, de los bienes de Dios.

En la ley del Antiguo Testamento, Dios pidió que su pueblo diera una porción (el 10%) de sus productos o ingreso a la casa de Dios (Deuteronomio 14:22). Esto era un acto de acción de gracias por todas las bendiciones de Dios, así como un reconocimiento de que todo lo que tenemos es un regalo de Dios. Todo lo que tenemos le pertenece a Él y Él nos los confía con la expectativa de que lo honremos con nuestros recursos.

Como cristianos, reconocemos que ya no vivimos para nosotros mismos, sino para Dios. La Biblia dice que todo lo que hacemos debe glorificar a Dios. Por lo tanto, l;a forma en la que usamos nuestro tiempo, nuestros talentos, nuestro dinero, e incluso nuestros cuerpos, deberán dar gloria al nombre de Dios. Dar lo que tenemos para la expansión del reino de Dios representa un privilegio, y es también una forma de adoración. La Biblia dice: “Sin embargo, no debemos verlo como una obligación y hacerlo a regañadientes, sino como algo que hacemos por gratitud y fe con un corazón alegre” (2 Corintios 9:7)

Pídale hoy a Dios que le muestre cómo desea Él que usted dé su talento, tiempo y dinero.

Preguntas acerca de La Iglesia: www.bit.ly/1aNrURm
Preguntas acerca de las sectas y religiones: www.bit.ly/17Gnely
Preguntas acerca de la Apologética y Cosmovisión Cristiana: www.bit.ly/1hSyb87

7

Paso 6: La Oración:

Hablando con Dios.

¿Cómo va en su relación con Dios? Como cualquier otra relación en su vida, usted necesita pasar tiempo con Dios y hablar con Él.

Esta conversación con Dios se llama oración. La oración no es una fórmula ni palabras especiales, sino una conversación con Dios. Jesús nos modeló la oración en Mateo 6:9-13. Ésta contiene cuatro partes (CASA):

Confesión – “pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1:9). Dios no desea que el pecado se convierta en una barrera entre nosotros.

Adoración – Tome tiempo para alabar y adorar a Dios. Mientras más se enfoque en el poder de Dios, y no en sus problemas, más aumentará su fe y la paz en usted. ¡No se imagina cuántas veces yo he experimentado esto!

Súplica – Así como un buen padre desea proveer para su hijo, Jesús dijo: “…cuánto más su Padre celestial dará buenos regalos a quienes le pidan.” – Mateo 7:11. Por supuesto, Dios conoce todas las cosas, así que no necesitamos decirle lo que necesitamos. Pero, cuando venimos a Él, expresando nuestra necesidad y nuestra confianza en que Él nos va a ayudar. Él promete que siempre nos ayudará cuando se lo pidamos.

Acción de Gracias – El perdón de Dios por sus pecados es razón suficiente para estar agradecido. ¿Por cuáles otras cosas debe darle gracias a Dios? Déjele saber a Dios cuánto usted aprecia todas las cosas buenas que Él le ha dado.

¿En qué cosas necesitas que Dios te ayude ahora mismo? Tome un minuto y háblele a Dios sobre eso. Practique los cuatro puntos sobre la oración que Jesús nos enseñó. Esto liberará la paz de Dios en su vida.

Orar por Todo.

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.” – Filipenses 4:6

Dios no quiere que usted esté preocupado. ¿Le suena imposible? El secreto es orar por todo y luego confiar en que Él obrará las cosas para su bien. Dígale a Dios lo que necesita, y dele gracias por todo lo que Él ha hecho. De esta forma experimentará la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento.

Imagínese que usted está compartiendo con un amigo alguna preocupación. Ayuda cuando compartimos nuestros temores con alguien, ¿verdad? Nuestros temores pierden poder cuando los compartimos. Háblele a Dios sobre sus temores como lo haría con un amigo. Él ES su Amigo y quiere que usted hable con Él todo el día.

También puede preguntarle a Dios cuál es Su perspectiva sobre su situación. ¡Su respuesta puede que le sorprenda! Lo que usted piensa que es una mala situación, Dios puede estar usándola para su bien. La Biblia dice que Dios hace que todas las cosas – tanto buenas como malas – cooperen para el bien de los que lo aman (Romanos 8:28). ¡Qué gran promesa de un Dios todopoderoso!

¡La Biblia dice que oremos sin cesar, así que no existe tal cosa como orar demasiado! ¿Qué le está inquietando hoy? Lléveselo a Dios y experimente Su paz, ahora mismo.

“Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.”- 1 Pedro 5:7

Entrando en la Presencia de Dios.

Imagínese que está pasando el día con un buen amigo. ¿Cómo se siente? ¿Amado, apreciado y fortalecido, verdad?

¡Es exactamente por esto que Jesús desea pasar tiempo con usted! La Biblia dice que Él se gozará por ti con cantos de alegría (Sofonías 3:17). ¡Piense en eso! Jesús murió para restaurar su relación con Dios, de manera que pudiese comunicarse con Él otra vez. ¡Esto debe ser muy importante para Él!

La Biblia dice que sin Él nada podemos hacer. Sin Su amor, nos secaremos. La Biblia también dice que cuando pasamos tiempo con Jesús (permanecemos en Él) y Sus palabras permanecen en nosotros, usted puede pedir todo lo que quiera, y le será hecho. Dios ha suplido mis necesidades tantas veces cuando se lo he pedido. Yo sé que Él hará lo mismo por usted.

Cuando ha pasado mucho tiempo sin ver a un amigo, es fácil olvidar cuánto se interesa por usted. ¡Jesús desea que usted nunca se olvide! Deje que Su amor llene su corazón y deje que Sus pensamientos cambien su manera de pensar.

¿Cómo se siente hoy? ¿Necesita más del amor de Dios? Tome unos minutos, aquiete su mente y pase tiempo con Jesús. ¡Hágalo ahora mismo! Él le ama muchísimo.

Llevando Todo Pensamiento Cautivo a Cristo.

¿Alguna vez ha tenido pensamientos enloquecedores o negativos de los cuales no puede deshacerse? ¡Usted no tiene que vivir con esos pensamientos! Quiero compartir con usted cómo Dios me ha ayudado con esta situación.

La Biblia dice que nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra fuerzas espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12). Déjeme darle un ejemplo.

¿Qué sucede cuando usted ve a un actor en televisión, un modelo en la portada de una revista o un atleta famoso? El pensamiento (malvado) de este mundo le dice que usted no tiene valía a menos que usted sea tan talentoso, atractivo, inteligente, bello, veloz o rico como ellos.

Pero, ¿qué dice Dios? ¡Usted es su hijo amado y está libre de juicio!

Dios le ha dado armas increíbles para vencer sus patrones de pensamientos incorrectos. Sus armas son la Biblia y la oración.

“Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.” (2 Corintios 10:4-5)

Cuando usted está luchando con pensamientos negativos, declare la verdad de Dios en la Biblia, y descanse en Su presencia en oración. Las opiniones del mundo y su pensamiento negativo serán destruidas. Los pensamientos negativos parecen ser algo normal, ¡pero no lo son! Dios quiere que usted se vea como Dios lo ve a usted: amado totalmente, valioso y con un gran futuro.

¿Qué pensamientos negativos necesitan ser destruidos hoy, con la ayuda de Dios? Me gustaría ayudarle a orar.

“Tuyos, oh Señor, son la grandeza, el poder, la gloria, la victoria y la majestad.” 1 Crónicas 29:11

Preguntas acerca de La Oración: www.bit.ly/1cDU1oZ

6

Paso 7: Compartiendo las Buenas Nuevas.

Jesús le ha llamado.

Imagínese lo siguiente: Un doctor descubre la cura para el cáncer, y justo antes de morir, le dice a usted: “Comparte esto con todos los que conozcas.”

Eso es exactamente el trabajo que Jesús le ha dado. Las primeras palabras de Jesús a sus discípulos fueron: “Sígueme.”, y Sus últimas palabras fueron: “y serán mis testigos…” Esa es su instrucción clara para todos nosotros. Jesús simplemente dijo “Sígueme y háblale a otros acerca de Mi”.

Justo antes de que Jesús dijera “y serán mis testigos”, Él dijo: “pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes.” – Hechos 1:8. Tal y como aprendimos anteriormente, el Espíritu Santo nos dará poder y dirección cuando le hablemos a otros sobre la vida eterna que tenemos en Jesús.

Antes de que aprenda alguna otra cosa, solo haga esto conmigo ahora: Ore. “Jesús, lléname con tu Espíritu Santo. Yo quiero compartir tus Buenas Nuevas con las personas que tú coloques en mi camino. Ayúdame a compartir.”

Su emocionante vida.

Hace mucho tiempo atrás, Dios le preguntó a un hombre: “¿A quién enviaré? Que Me represente. Y ese hombre, Isaías, respondió: “Aquí estoy. ¡Envíame a mí!.”

Le mencioné anteriormente que Dios le ha escogido para hablarles a otros de Jesús. Esto es increíblemente emocionante, pero quizás le haga ponerse nervioso. No se preocupe. Dios le ha dado el más increíble Ayudador: el Espíritu Santo.

Imagínese que le pidan que construya una casa, pero no le dan ni los materiales ni las herramientas para hacerlo. Entonces, alguien le entrega todo lo que necesita para completar la tarea.

Esa es una pequeña imagen de cómo el Espíritu Santo le va a dar a usted todas las herramientas que necesita para hablarles a otros de Jesús. Usted se va a encontrar en situaciones donde las personas necesitarán escuchar acerca de Jesús, y el Espíritu Santo le dará el valor y las palabras adecuadas para compartir. Eso fue lo que ocurrió con los primeros seguidores de Jesús. La Biblia dice: “Fueron llenos del Espíritu Santo y predicaban con valentía la Palabra de Dios.” ¡Así será con usted con la ayuda del Espíritu Santo.

Entonces, ¿cómo lo hago?

Si usted es como yo, usted querrá ver a otros recibiendo el regalo de Dios de la vida eterna, pero no sabe cómo compartirles las Buenas Nuevas.

Quiero que piense en alguien que usted conoce que no cree que Jesús realmente es el Hijo de Dios. Pregúntese: ¿habrá escuchado toda la verdad acerca de Jesús?

Aquí tiene dos formas sencillas de compartir:

1. Su historia: Relate cómo Jesús ha cambiado su vida al perdonar sus pecados. Una historia personal es muy poderosa y no puede ser refutada porque es su experiencia personal.

2. La historia de Dios: Comparta cómo Jesús, el hijo perfecto de Dios, murió para remover sus pecados y que con tan solo abandonar su antigua vida y aceptar a Jesús como su Salvador y Señor y será totalmente perdonado y pasará la eternidad en el Cielo.

Ahora mismo, usted puede enviarle a un amigo un enlace con las buenas nuevas sobre Jesucristo: www.diosamaelmundo.com

¿Quiere intentar esta semana hablarle a alguien acerca de Jesús? Hagámoslo juntos. Yo oraré con usted: “Dios, danos la oportunidad de decirle a alguien acerca de la asombrosa salvación de Jesús. Queremos ver a la gente salvada de su pecado y recibiendo el regalo de Dios de la vida eterna”.

Es Sólo el Comienzo.

¿Sabía usted que la persona promedio escucha la historia de Jesús 7 a 8 veces antes de que pongan su confianza en Él? Es importante que nosotros recordemos que nuestro rol al representar a Jesús es simplemente hablar a los demás de las Buenas Nuevas de Jesús. Nosotros no podemos salvar a nadie. Es la obra del Espíritu Santo atraer a la gente al perdón y el regalo de la vida eterna de Dios.

Usted es responsable únicamente de compartir las Buenas Nuevas con ellos.

Y así como usted, esa persona tendrá muchas preguntas acerca de cómo ser un cristiano. Es por esto que Jesús nos dijo: “Vayan y hagan discípulos…”

¿Qué es un discípulo? Básicamente, un discípulo es un seguidor de Jesús para toda la vida. Usted y yo somos discípulos. Pablo, un hombre en la Biblia que amó al Señor, le dijo a su amigo Timoteo: “Y ustedes deberían imitarme a mí, así como yo imito a Cristo.”

Básicamente, eso explica lo que es un discípulo. Usted imita a cristianos maduros y a Jesús, y alguien lo imitará a usted. Y crecerán juntos, así como usted y yo estamos creciendo juntos.

¿Tiene alguna pregunta sobre cómo seguir a Jesús?

El Panorama Completo.

No sé si alguien se lo ha dicho, pero Jesús regresará a la Tierra por segunda vez. La Biblia nos dice: “Así también Cristo murió en sacrificio una sola vez y para siempre, a fin de quitar los pecados de muchas personas. Cristo vendrá otra vez, no para ocuparse de nuestros pecados, sino para traer salvación a todos los que esperan con anhelo su venida.” (Hebreos 9:28). Él promete en Juan 14:1-4 que está preparando un lugar para usted en donde estará con Él para siempre.

¿Por qué está esperando? La Biblia dice en 2 Pedro 3:9: “No quiere que nadie sea destruido, quiere que todos se arrepientan.” Él está esperando que nosotros completemos nuestra tarea. La misión que Él nos dio es compartir las buenas nuevas de Su perdón con todos.

Es como una misión de rescate. Jesús dijo en Hechos 26:18 que nos está enviando “para que les abras los ojos, a fin de que pasen de la oscuridad a la luz, y del poder de Satanás a Dios. Entonces recibirán el perdón de sus pecados y se les dará un lugar entre el pueblo de Dios, el cual es apartado por la fe en Mí.”

Quiero que piense en una persona que usted conoce que no conoce a Jesús como su Salvador. Usted puede compartirle las maravillosas nuevas acerca de Jesús, así como usted la escuchó. Primero, comience a orar por esa persona para que Dios abra sus ojos para ver Su amor. Segundo, ¡cuéntele cómo Jesús lo salvó de sus pecados y que Él hará lo mismo por él! Usted puede invitarle a que visite www.Jesucristo2020.com para escuchar el mensaje de amor y salvación de Jesús.

¿A quién conoce usted que necesita escuchar sobre Jesús? ¡Podemos orar juntos por esa persona!

Preguntas de la Biblia contestadas: www.bit.ly/HVvUZu

2

Ahora que ya estás muy avanzado en tu nuevo Camino de la Fe, te invito a continuar tu estudio con el libro “Direcciones” del Dr. Jeff Adams, donde podrás compartir con alguien que te este apoyando: www.bit.ly/1dP6nM5

Recursos de: Global Media Outreach

DECLARACIÓN DE FE.

Profesan fe en Jesucristo como único Salvador y Señor y se someten a las enseñanzas de las Sagradas Escrituras. Su razón de ser se basa en Efesios 4:1-16, teniendo como su objetivo prioritario el ser una congregación cuyas características sean la santidad, la humildad, el amor y la unidad y en la cual los líderes a quien Dios haya establecido, puedan trabajar en la edificación y perfeccionamiento de los creyentes, para que cada uno, de acuerdo a la gracia que le ha sido dada, y siguiendo la verdad que nos ha sido enseñada en la Biblia, cumpla su función de servicio en el cuerpo (cuya única cabeza es Cristo) y desarrolle la obra del ministerio, cuyo fin es la evangelización de las personas de toda raza, lengua y pueblo que aún no conocen a Jesucristo como su Salvador y Señor. Esta declaración de fe, que es una síntesis de las Sagradas Escrituras, tiene como propósito establecer y regular nuestras creencias, conducta, servicio práctico y proclamación del Evangelio.

1. LAS SAGRADAS ESCRITURAS.

Creemos que la Santa Biblia es un libro sobrenatural y que es la Palabra de Dios. Ella es la revelación completa, final y plena de la voluntad de Dios para el hombre. Creemos que las Sagradas Escrituras en sus documentos originales, tanto las del Antiguo como las del Nuevo Testamento, (exceptuando los libros apócrifos), fueron inspiradas verbalmente por Dios y son sin error y dignas de toda confianza y constituyen nuestra suprema autoridad en todo lo concerniente a nuestra fe y conducta, interpretándose en sus sentidos gramático-histórico-cultural, bajo la guía del Espíritu Santo. Salmos 119:9-12, 89; Juan 15:3, 17:17; 2 Timoteo 2:15, 3:14; 1 Pedro 1:10-12; 2 Pedro 1:20-21; Apocalipsis 22:18-19.

2. DIOS.

Creemos que hay un sólo Dios Vivo y Verdadero, Personal, Eterno, Perfecto en Justicia, Infinito en poder, sabiduría y bondad, Santo, Misericordioso, el cual es Hacedor y Sustentador de todo cuanto existe. Creemos que hay un solo Dios que existe en tres personas con la misma Naturaleza, Atributos y Gloria: Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo. Isaías 7:14, 9:6-7; Juan 14:16; Mateo 28:19, 6:25-32, 10:28-31; Salmos 19:9, 100:5, 139:1-6; 1 Juan 1:5.

3. JESUCRISTO.

Creemos que Jesucristo es Dios manifestado en carne. En Él concurren dos naturalezas: La divina, con todos sus atributos, y la humana, en absoluta perfección constituyendo una sola persona indivisible. Creemos en su concepción virginal por la obra del Espíritu Santo, su vida sin pecado, sus milagros, su muerte vicaria y expiatoria que es la base de la justificación y de la redención del hombre de la culpa, el poder y las consecuencias eternas del pecado. Creemos en su resurrección corporal, su ascensión, su obra de mediación y su futura venida personal, corporal y visible con todo poder y gloria. Juan 1:1-3,14; 2:24; 3:16; 8:15-16; 2 Corintios 5:21; Filipenses 2:6; 1 Timoteo 2:5-6; Tito 3:5-6; Hebreos 13:8.

4. ESPIRITU SANTO.

Creemos que la Persona Divina del Espíritu Santo regenera al pecador y santifica al creyente, bautizándole y sellándole en el momento de la conversión y quien mora en el creyente como prenda y garantía de su salvación eterna, para fortalecerlo, consolarlo y conducirlo a una vida de obediencia a Dios. Creemos asimismo, que el Espíritu Santo enriquece a la iglesia con dones espirituales, le da unidad, le guía, y le da poder para el cumplimiento de la misión que le fue encomendada por Cristo. Juan 14:26, 15:26; 16:7-15; Romanos 8:9-11, 14-16; Hebreos 9:14; 2 Tesalonicenses 2:6-7; 1 Pedro 4:14.

5. LA SALVACION DEL HOMBRE.

Creemos que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. El hombre pecó y cayó en todo su ser. Por consiguiente, todo ser humano por naturaleza, es pecador, con una tendencia innata al pecado y a una conducta pecaminosa y como consecuencia está bajo la ira y la condenación de Dios. Cualquier persona que se arrepiente de sus pecados y se convierte a Jesucristo por la fe, recibe la justificación del pecado solamente por la gracia de Dios, aparte de cualquier obra, esfuerzo o mérito humano. La persona regenerada es guardada por el poder de Dios y no puede perder su salvación eterna. El Espíritu Santo prosigue su acción santificadora en el creyente, capacitándole para vivir santamente y ser victorioso ante los ataques de Satanás y sus demonios. Génesis 1:26-27, 3:6, 16-19; Romanos 1:18-32, 3:10-18, 3:23; Hechos 20:20-21; Efesios 2:8-9; Romanos 6:23; Gálatas 5:16-25.

6. LA IGLESIA.

Creemos que todos los verdaderos creyentes en Cristo constituyen la Iglesia Universal y son miembros del Cuerpo cuya única cabeza es Cristo. Creemos que la iglesia local es una agrupación geográfica y temporal de creyentes de la Iglesia Universal, unida bajo la dirección sagrada del Espíritu Santo, para tributar culto a Dios, promover la edificación de sus miembros con instrucción bíblica y en comunión fraternal, difundir el Evangelio y realizar la asistencia benéfica, tanto entre sus miembros como en la sociedad, y practicar las ordenanzas que Cristo instituyó para ser observadas por Su iglesia: El bautismo, por inmersión en agua, como símbolo de nuestra muerte y resurrección a la nueva vida en Cristo, efectuándose en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y la Santa Cena, como conmemoración de su muerte y su sacrificio en la cruz, hasta que Él venga. Mateo 16:18-19; 18:17-18; 26:26-30; 28:19-20; Hechos 2:40-42; 13:1-4; 1 Corintios 1:1-3; 2 Corintios 8:1-5.

7. LA VIDA FUTURA.

Creemos en el futuro retorno personal, corporal y visible de nuestro Señor Jesucristo, con todo poder y gloria para establecer su reino milenial de justicia y paz. Creemos que el espíritu y el alma de los que han creído en Cristo para salvación, pasa directamente a Su presencia en la muerte del creyente. En la resurrección, volverán a unirse el cuerpo y el alma en un cuerpo glorificado para estar siempre con Cristo. El espíritu y el alma de los que no creen, quedan conscientes de su condenación después de la muerte física y esperan la resurrección de los impíos para ser eternamente castigados. Mateo 25:31-34; 1 Corintios 15:25-27; 1 Tesalonicenses 4:16-17; 2 Pedro 3:10; Apocalipsis 19:11-21; 20:1-15.

8. SATANÁS.

Creemos en la realidad de Satanás como enemigo declarado de Dios y adversario de los redimidos. Creemos en la existencia de los demonios, quiénes siguiendo al dios de este mundo, están organizados en huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Dios ha provisto medios espirituales para que el creyente triunfe sobre las artimañas del diablo y sus demonios. Job 1:6-12; Isaías 14:12-17; Ezequiel 28:12-19; Mateo 4:2-11; 2 Corintios 4:3-5, 11:14-15; Efesios 6:10-20; 1 Pedro 5:8.

LAS ESCRITURAS

CREEMOS:
A-En la completa inspiración verbal de la Palabra de Dios
B-Creemos que los escritos originales, tanto del Antiguo Como del Nuevo
Testamento, no contienen error alguno y constituyen además la norma
de autoridad suprema y decisiva para la fe y la vida.

DIOS

CREEMOS :
Que Dios existe en tres personas: EL PADRE, EL HIJO, EL ESPÍRITU SANTO
Estas tres personas son un solo DIOS con la misma naturaleza, atributos y
perfección.

EL SEÑOR JESUCRISTO

CREEMOS:
A-Su existencia eterna como Dios
B-Su encarnación y nacimiento virginal
C-Su muerte en la cruz como sustituto en la expiación del pecado
D-Su resurrección de la muerte (literal y corporal)
E-Su actual ministerio de intercesión en el cielo
F-Su futuro regreso a la tierra

LA SALVACIÓN

CREEMOS:
A-La Salvación es por gracia, un regalo de Dios, no por obras
B-La Salvación demanda arrepentimiento, es decir, cambiar nuestro propio camino, para seguir el camino de Dios.
C-La Salvación es a través de la fe en Jesucristo en forma personal.
D-Todos aquellos que reciben a Jesucristo son regenerados por el Espíritu Santo y son hechos hijos de Dios.
F-Los frutos de la Salvación se manifestarán en una vida nueva y cambiada.

EL FUTURO

CREEMOS:
A- En el regreso personal, visible y corporal de Jesucristo a la tierra
B- En la resurrección de los justos para habitar en la morada eterna, en la gloria de la presencia de Dios.
C- En la resurrección de los injustos al juicio, para ser castigados eternamente en el lago de fuego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s